Cecilia Valenzuela

No se casan con nadie

“Con su tenacidad y compromiso, esta nueva generación de magistrados está derrotando el pesimismo”.

No se casan con nadie

Ni dudas ni sombras

“Quien lidere nuestra ciudad, el distrito o la provincia, debe ser una persona proba, que pueda predicar con el ejemplo”.

Ni dudas ni sombras

Apología de la mentira

“Si algo de moral nos asiste, todavía, ninguno de los relacionados a esa banda debe continuar en un cargo público”.

Apología de la mentira

El clamor de la calle

“La desaprobación conquistada por la lideresa de Fuerza Popular es altísima, no ha gobernado ni un día y la gente la reprueba”.

El clamor de la calle

De cagaleches y caracoles

“Las condiciones que atraviesan la judicatura y el sistema de justicia en nuestro país exigen otra actitud”.

De cagaleches y caracoles

Cuentos inmorales

“El vocal supremo César San Martín considera que las reglas del Estado son una cojudez y se las salta, sin ningún pudor”.

Cuentos inmorales

Luna en la sombra

“Los partidos políticos que condujeron a esos delincuentes a ocupar esos cargos son incapaces de asumir su responsabilidad”.

Luna en la sombra

El ciudadano Vizcarra

“El primero que debe salir es el nuevo fiscal de la Nación. Chávarry debe renunciar, la reforma no será posible con él entrometiéndose”.

El ciudadano Vizcarra

El silencio es cómplice

“La situación que atraviesa el sistema de justicia de nuestro país no tiene más espacio para el cinismo”.

El silencio es cómplice

Plaza de la victoria

“Si la propuesta conmemorativa es a favor del triunfo y de la paz recuperada, no habrá peruano de bien que se oponga”.

Plaza de la victoria

Impunidad sin límites

“La impunidad en el Congreso se negocia fuera y dentro de casa. La justicia vale un voto a favor de los intereses de la mayoría. Y los congresistas culpan a la prensa por el rechazo masivo que despiertan entre la ciudadanía”.

Impunidad sin límites

La diosa Lisa

“Si a los congresistas del Apra y Fuerza Popular les interesara, realmente, vigilar la inversión que las entidades estatales hacen en publicidad, hubieran propuesto que se revise y regule ese presupuesto”.

La diosa Lisa