POSICIÓN. “La retórica estatista y autoritaria de Castillo no merece oportunidad”, sostiene Gonzalo Zegarra. (GEC)
POSICIÓN. “La retórica estatista y autoritaria de Castillo no merece oportunidad”, sostiene Gonzalo Zegarra. (GEC)

A pocos días de las elecciones, analiza las dos candidaturas y desmenuza los riesgos que correría el país con un gobierno estatista y autoritario de .

MIRA:

¿Cuál es tu posición frente a la disyuntiva en la que nos pone la política peruana?

Hay que escoger entre lo que hay, y lo que hay, desgraciadamente, no es lo que uno quisiera. De repente es la disyuntiva más difícil que hayamos tenido nunca. En el caso de la señora Fujimori, porque ha tenido una actuación política que, muchas veces, ha dejado mucho que desear. En el caso del señor Castillo, obviamente por su entorno, por sus propuestas y por su trayectoria. Pero eso es lo que hay y hay que escoger y yo prefiero la opción de Keiko Fujimori. La he combatido la mayor parte de mi vida, tanto a ella como a su padre, pero en circunstancias en que la alternativa es el proyecto más autoritario con chance electoral de la historia del país –y como han dicho algunos, como Andrés Oppenheimer, sería el presidente más izquierdista jamás elegido en Latinoamérica y el menos preparado– el mal menor, sin duda, es Keiko Fujimori.

Hay un sector de jóvenes que tiene una memoria prestada respecto al fujimorismo y que no puede tomar la decisión que tú has tomado y que yo he tomado de votar por el “mal menor” sabiendo que tendremos una posición vigilante, tal y como la hemos tenido en otros tiempos. Ante una circunstancia tan crucial, ¿te atreverías a hacerles un llamado o reflexión?

Yo les diría que pocas personas han combatido tanto al fujimorismo como tú. Que, en mi caso, guardando las distancias, porque soy menos público y tal vez menos combativo que tú, también he tenido una consistente actuación de oposición al fujimorismo. Que creo que quienes estamos tomando esta decisión no carecemos de elementos de juicio para saber cuál es el peligro que enfrenta la democracia con la opción de Keiko Fujimori. Pero que, por los mismos motivos por los que me opuse al fujimorismo en 1992, a pesar de ser un liberal económico, me opongo hoy día al castillismo, al proyecto autoritario y totalitario de Perú Libre. Les diría que los que hemos vivido en tiempos de autoritarismo, que no es el caso de los jóvenes a los que te refieres, sabemos identificar los signos; y los signos están ahí: la retórica absolutamente estatista, autoritaria y trasnochada de Pedro Castillo no merece que le demos una oportunidad.

Keiko Fujimori ha firmado un compromiso avalado por Mario Vargas Llosa, quien tiene una historia de oposición al fujimorismo. ¿Le crees a Keiko Fujimori cuando pide perdón y se compromete a respetar los principios democráticos?

Quienes estamos optando por el mal menor, es decir, por Keiko Fujimori, somos gente escéptica, que no creemos en los caudillismos y en la concentración del poder. Creo que consustancial a ese apoyo es una actitud vigilante y escéptica. Con ese mismo escepticismo, me aproximo a un voto que no es un cheque en blanco. Es un voto vigilante y exigente. También quiero creer que la vida, los tropiezos y los golpes que le han tocado pasar a la señora Fujimori, en gran parte como consecuencia de sus propios actos, le habrán hecho reflexionar y darse cuenta de que no le queda otra que cumplir con sus compromisos. Además, quiero hacer una precisión que no se aquilata lo suficiente: el fujimorismo, en su versión keikista y albertista, solo ha abusado del poder cuando ha tenido mayoría en el Congreso. Pero cuando no ha tenido esa mayoría en el Congreso, ha hecho una oposición razonable como la que hizo en el gobierno de Ollanta Humala. Eso hace toda la diferencia. Un fujimorismo obligado a transar en el Congreso, a través de alianzas parlamentarias, hace toda la diferencia. Más allá de mis convicciones subjetivas o emocionales, es un indicador que me hace creer en principio que los incentivos están mejor dados para que la señora Fujimori no abuse del poder si sale elegida.

Te quiero preguntar sobre el machismo y la homofobia que profesan en Perú Libre. Eso no garantiza que lo que ha avanzado en derechos para las mujeres o la comunidad LGTB sea respetado. ¿Por qué crees que las ONG que apoyan a estas minorías no reaccionan y no toman una posición al respecto?

Desgraciadamente, como dice Carlos Meléndez, en el Perú hemos vivido una dicotomía o dialéctica de fujimorismo y antifujimorismo. El antifujimorismo se ha vuelto una ideología que está por encima incluso de valores democráticos e igualitarios. Porque solo así se explica la franca tolerancia con los exabruptos y visiones del mundo totalmente anacrónicas que ha manifestado el señor Castillo y de manera más grosera e impúdica el señor Cerrón. Me alegro de que la señora Keiko Fujimori se haya dado cuenta de que ser mujer y madre es un activo comunicacional y político. Creo que es algo bueno que, a pesar de su conservadurismo –que nunca entendí en alguien de mi generación–, ella genere la ilusión de que las mujeres peruanas, y sobre todo las más humildes, puedan salir adelante con un proyecto que no será feminista o progresista, pero que, por lo menos, no pondrá en riesgo su seguridad física ni jurídica. Todo lo contrario ocurre con la otra visión absolutamente machista y despreciadora de las mujeres como la que profesa Perú Libre. Creo que Fuerza Popular está aprovechando esta oportunidad.

Hemos escuchado a la señora Fujimori decir que ella está por la igualdad de género. Realmente es un avance si vemos las posiciones que tuvo en el Congreso anterior. Y hemos visto a Pedro Castillo mantenerse en su posición retrógrada en temas de género.

Roma no se hizo en un día. A veces hay que ir paso a paso. Lo importante es no retroceder. Como somos un país, por diversos motivos, culturales o históricos, muy conservador, tal vez lo más realista es ir de a pocos. Yo también creo que este reconocimiento que hizo la candidata Fujimori de igualdad de género es un avance y hay que celebrarlo.

Gonzalo Zegarra
Gonzalo Zegarra

TENGA EN CUENTA:

-Gonzalo Zegarra es abogado de la PUCP y máster en Derecho por Yale. Fue director de la revista Semana Económica por 16 años. Estuvo en la Comisión de Barreras Burocráticas de Indecopi. Actualmente es columnista de El Comercio.

-Zegarra fue presidente del comité legal y miembro del comité ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) del 2014 a 2018, miembro de la junta directiva del Consejo de la Prensa Peruana (que presidió en 2012-2016) y de la Asociación Civil Transparencia, así como del consejo consultivo de la Facultad de Derecho de la Universidad del Pacífico.

TE PUEDE INTERESAR: