(Captura de video/AP)
(Captura de video/AP)

La Organización de Naciones Unidas () inició este jueves las negociaciones con los miembros del grupo rebelde sirio Mártires de Al Yarmouk, quienes secuestraron el miércoles pasado a 21 soldados de paz en la zona desmilitarizada en Golán.

Los soldados de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (), de nacionalidad filipina, estaban inspeccionando un puesto de observación dañado en la frontera de e al momento del secuestro.

Es la primera vez que los rebeldes sirios cometen un acto de hostilidad hacia miembros del Cuerpo de Paz. Los milicianos, que en principio dijeron que tratarían a los 'cascosazules' como prisioneros de guerra, declararon que no tienen intención de causarles daño.

A través de un vídeo publicado en Youtube, los rebeldes piden que las tropas del régimen de se retiren de la villa de Jamla, en la provincia de Deraa, una zona cercana a Israel.

El Secretario General de la , , condenó "enérgicamente" el secuestro. "La libertad de circulación y de seguridad de FNUOS deben ser respetadas por todas las partes", dijo en un comunicado.