Ollanta Humala dará mensaje luego de Misa Tedeum. (Mario Zapata)
Ollanta Humala dará mensaje luego de Misa Tedeum. (Mario Zapata)

El frío clima de la capital se apoderó también del ambiente político con el que se aguarda el mensaje a la nación que el presidente dirigirá esta mañana desde el Congreso.

Analistas y congresistas, consultados por Perú21, mostraron su pesimismo y hasta preocupación frente a los eventuales anuncios del jefe de Estado y realizaron un balance negativo de su tercer año de gestión.

indicó que quisiera que el jefe de Estado formule un llamado para alcanzar acuerdos serios a favor de la economía y la seguridad ciudadana, así como un mensaje de tranquilidad que acabe con la actual política de confrontación.

Sin embargo, sostuvo que este discurso podría ser "una nueva oportunidad perdida" para enmendar los errores y regresar a la senda del crecimiento.

"Sería absurdo pensar que dará medidas populistas y no hará anuncios concretos. Imagino que privilegiará lo que considera sus logros, dará una lista de hechos. Nos dirá algo, pero nuestra percepción sobre el presente no cambiará mucho. No necesitamos grandilocuencia, sino eficiencia. Quiero equivocarme, ojalá nos tape la boca", aseveró.

Advirtió que Humala podría privilegiar la tarea política partidaria y el estilo efectista y mediático de los ministros y Daniel Urresti con miras a las elecciones regionales y de 2016.

"La nueva conformación del gabinete lo que hace es mostrar que prefiere mantenerse encerrado en su casa y también nos muestra que no tiene ideas claras", indicó.

MENSAJE CRUCIALEl analista y periodista , en cambio, dijo que con "cierta expectativa" y señaló que se trata de un "mensaje crucial" para el país porque podría significar el punto de inflexión para el enfriamiento de la economía.

Manifestó que, si bien el mandatario no es un gran orador, podría aprovechar la tribuna del Congreso para "empujar" la economía, que se está frenando en muchos sectores, como la manufactura y la construcción.

"Humala tiene que levantar los ánimos. Como el entrenador en el medio tiempo, tiene que lanzar una arenga que haga sentir a la gente que las cosas van bien y que la economía mejorará y pasaremos este bache", expresó.

De forma contraria, consideró que en el campo político-social no hay mucho que anunciar porque es un gobierno que ingresa a su cuarto año y ya no goza de la ventaja que algunos le otorgaban cuando solo esperaban "que no la malogre".

Mariátegui calificó, además, el tercer año de gestión de Humala como "bastante mediocre".

ESTADO HIPERPODEROSOSegún el decano de la Facultad de Economía de la UPC, Carlos Adrianzén, lentamente estamos regresando al Estado hiperpoderoso y eso podría reflejarse en el mensaje por .

"Me preocupa el afán por inflar el Estado y por controlarlo todo. (…) Estamos cayendo en un estado de las cosas que nos hace parecernos más a los 80 que a los 90. El que sea lento y que no lo querramos ver es un gran aliado del gobierno", agregó.

Estimó que Humala se sentirá orgulloso del y de la refinería de Talara, y hablaría sobre un mayor gasto público y más intervención estatal. Incluso –prosiguió– no lo presentaría de manera visceral, ni destemplada, como sucedió en los 80, sino "suavecito".

Alertó, por ello, que no es casualidad que el nuevo gabinete sea menos tecnócrata y más político.

SIN ESPERANZAPara el legislador (PPC), el discurso sería solo un recuento de obras no tan interesantes para la ciudadanía y carente de acciones verdaderas contra la inseguridad ciudadana.

"No tengo esperanza de que vaya a plantear alguna idea interesante. Hará suyo el paquete tributario, el Gasoducto, pero nada de eso servirá para recuperar la economía", puntualizó.

Estimó que tampoco tendría ningún gesto político porque –anotó– tanto Humala como "se sienten todopoderosos, por encima de las nubes".

El congresista dijo que el gobierno está "jalado" no solo porque generó una esperanza en la honestidad y ahora tiene vicios de corrupción, sino porque demuestra incapacidad y frenó el crecimiento.

CIFRAS FALSAS Y BALASIgual de pesimista fue su colega del Apra , quien subrayó que solo espera cifras falsas y "balas políticas", y no una radiografía del país y mucho menos una autocrítica, ni una rama de olivo hacia el Parlamento.

"La verdad, yo no tengo ninguna esperanza ni expectativa de que pueda traer algo positivo. Vendrá con un que sería 'la solución' de los problemas que ellos mismos generaron", sentenció.

Remarcó que en este periodo se "profundizó la caída libre" del país y quedó marcado por el factor Nadine y la corrupción, sobre todo reflejados en la presencia de René Cornejo y en los cuestionamientos a los grandes proyectos.

En opinión del vocero de Fuerza Popular, , el balance del gobierno "es desastroso" y, por ello, no espera "absolutamente nada" del mensaje a la nación.

Advirtió que, en todo este tiempo, el mandatario no actuó contra la inseguridad, ni a favor de la educación ni del crecimiento de la economía.

"Lo único que pedimos es que mantenga el pobre crecimiento que tenemos. Su discurso será un saludo a la bandera. Que pase los dos años que le quedan y que se vaya", exclamó.

TRES EJESEn el otro extremo político, el legislador oficialista señaló que sería un discurso articulado sobre tres ejes: la lucha contra la inseguridad ciudadana, un paquete de medidas que refuercen la reactivación económica y la reforma política del Estado.

Añadió que no se darían "grandes anuncios" porque –indicó– eso era característica de las "épocas catastróficas" del país.