A más tardar el 15 de agosto, Ana Jara debe presentarse al Poder Legislativo. (Martín Pauca)
A más tardar el 15 de agosto, Ana Jara debe presentarse al Poder Legislativo. (Martín Pauca)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Las acabaron pero los problemas para el Gobierno no. Una vez ofrecido un nuevo discurso presidencial lleno de promesas, el recién estrenado Gabinete Ministerial encabezado por d*eberá presentarse ante el Congreso* en busca del voto de confianza. La oposición no augura para Jara un final airoso.

Para Mesías Guevara, vocero de Acción Popular-Frente Amplio, la primera tarea de Ana Jara es brindar los detalles de ejecución sobre las promesas dadas por en su .

"Tiene que llegar con detalles, especialmente sobre los puntos de seguridad ciudadana y lucha anticorrupción, además de los temas que se han obviado como agricultura y diversidad energética", sostuvo.

Guevara añadió que en el ámbito político, la primera ministra deberá tender puentes de diálogo con la oposición, además de desmarcarse de la primera dama .

"Tiene que manifestar que no va a ser secretaria de Nadine. Dar muestras claras", dijo tras recordar que su bancada no le dio el voto de confianza a su antecesor René Cornejo.

FACTOR NADINELa relación con la primera dama, sin duda, será el principal escollo para la jefa de Gabinete. El portavoz del fujimorismo, Juan José Díaz Dios, incluso afirmó que Jara ha sido "la escudera y telonera" de Nadine Heredia cuando estuvo de ministra de la Mujer.

"Su posición siempre ha sido la de defender a Nadine, incluso pasando por encima de la vicepresidenta . Es bien difícil que nuestra bancada le otorgue el voto de confianza", precisó.

En ese sentido, anunció que se hará una convocatoria a la oposición para actuar en bloque como en la votación por la presidencia del Congreso. Esto, añadió, para fiscalizar las promesas incumplidas.

Por su parte, el líder pepecista, , dijo que Jara deberá explicar cómo harán para concretar la ola de promesas presidenciales. "Tenemos una gestión sin norte que promete y cambia de viraje sin nada concreto", apuntó.

El Gabinete de pasó un gran susto cuando la oposición decidió abstenerse y dejar en suspenso el voto de confianza para el cargo. El expremier tuvo que presentarse por segunda vez al Congreso para convencer a la representación. Al final lo consiguió con 66 votos a favor, 52 en contra y 9 abstenciones.