REVELADOR. Sangre encontrada demostraría que víctima no murió de manera instantánea. (Martín Pauca)
REVELADOR. Sangre encontrada demostraría que víctima no murió de manera instantánea. (Martín Pauca)

Las manchas de sangre halladas en el vehículo donde fue encontrado el cadáver de la abogada Elizabeth Vásquez Marín revelarían que la fallecida aún estaba con vida cuando fue arrojada en la cajuela del automóvil.

Así lo sostuvo el perito forense Oswaldo Perleche Parraguez durante la audiencia que se realizó ayer en el penal Santa Mónica de Chorrillos, la que contó con la presencia de Elizabeth Espino Vásquez, 'Elita', hija de la víctima y procesada por este crimen.

Perleche informó, además, que cerca del cuerpo se descubrieron cabellos que no eran de la víctima. No se sabe a quién le pertenecerían debido a que no se le practicaron las pruebas de ADN.

"Estos pelos son más largos y se nota que han sido arrancados porque se pueden apreciar sus raíces", explicó.

En la misma línea se pronunció el perito Félix Izarra Beraun. Frente a los miembros de la Tercera Sala Penal, indicó que en el vehículo había un pedazo de papel higiénico con "restos orgánicos" de Elizabeth Vásquez.

HERIDAS Y FECHASEl último testigo citado por el tribunal fue el especialista forense Juan Leiva Pimentel, quien revisó a 'Elita' el 30 de enero del 2010, cuatro días después del asesinato.

Según su testimonio, la joven presentaba lesiones en ambos antebrazos y piernas, pero estos –según afirmó– habrían sido infligidos entre el 18 y el 24 de enero de ese año.

Al respecto, Diana Amoretti, abogada de la familia de víctima, señaló que, en este último caso, se trata de una fecha aproximada.

Recordó que la exempleada de la occisa, Liliana Huamán, contó que 'Elita' le confesó que había sido golpeada por su mamá en esas zonas, durante el forcejeo que se produjo antes del homicidio.

DATOS

- El cuerpo de Elizabeth Vásquez Marín fue encontrado el 27 de enero del 2010 en la cuadra uno de la calle Enrique del Horme, en Barranco.

- El cadáver había sido metido en la maletera de su vehículo, un Daewoo azul de placa BQS-417.

- La próxima audiencia sobre este caso se realizará el 3 de agosto en el penal Santa Mónica. A la diligencia judicial han sido citados un equipo de psicólogos.