notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21www.parentalidad.pe

La Navidad se nos presenta como la época más feliz del año, promoviendo valores como la paz, la generosidad, la solidaridad y la alegría. Las propagandas bombardean este espíritu navideño de amor y prosperidad como si para todo el mundo fuera fácil sentirlo. Pero lo cierto es que la alegría de estas épocas se pueden sentir con facilidad cuando tenemos el privilegio de gozar de una familia unida, con amor, en donde no faltan tampoco los bienes materiales. Pero para otras personas, las que han perdido a un ser querido, las que no han podido todavía formar una familia y lo desean, o para aquellos que la vida no les es fácil, ya sea por dificultades emocionales o económicas, la navidad puede ser una época de dolor, pues se enfrentan con lo que no tienen, y los demás sí.Este es el momento entonces de apoyar a esas personas, darles una mano, ofrecerles un sitio en la mesa de navidad, o simplemente hacerles saber que las queremos y valoramos por quienes son. Ojalá sea esta una buena navidad también para ellos.