(Agencias)
(Agencias)

En plena polémica por la llamada , que divide a instituciones de nuestro país, sepa quiénes son las famosas que gustan de las hamburguesas y alimentos con elevadas calorías.

Empezamos por la actriz y cantante , quien asegura que está desnutrida porque solo consume dulces y tiene pésimos hábitos alimenticios.

"Me encantan los M&M, Kit Kat, Snickers y Goobers. Yo como, el problema es que no como bien. Me gusta todo lo que no es bueno para mí. Mamá me metía vitaminas por la boca y estaba siguiéndome a todas partes. Pero yo era una chica testaruda, por lo que comía lo que me apetecía. Tengo que tener la crema de espinacas o el queso en mi brócoli. Tengo que poner algo que lo convierte en poco sano", dijo la estrella juvenil, quien en una ocasión buscó al médico tras sufrir náuseas y un fuerte dolor de cabeza por su mala alimentación.

Pese a que es una mujer delgada, la actriz Jennifer Lawrence confesó que es adicta a la comida chatarra. "Al final del día seguramente no hay nada que me haga sentir mejor que la comida chatarra y los realitys", aseguró.

De otro lado, la cantante Demi Lovato fue criticada en las redes sociales por decir que quería una hamburguesa tras salir de un tratamiento por sufrir desórdenes alimenticios. "No entiendo, si el alimento es un tema sensible, ¿por qué las personas se sienten con derecho a decir lo que deben o lo que no deben comer?", respondió.

Del mismo modo, la cantante confiesa que nunca dejará la comida chatarra. Aunque luce una figura envidiable, la artista come galletitas, snacks de queso, pizzas y helados.

Otras artistas que engordaron varios kilos a causa de esta adicción fueron las cantantes Britney Spears y Lady Gaga. Ellas sienten placer por la comida italiana, las hamburguesas, las pizzas y las pastas.

FATALES CONSECUENCIASComo se recuerda, el reggaetonero peruano MC Francia murió por una diabetes mal tratada luego de varios años de consumir comida chatarra. "Cuando él empezó a cantar, ya consumía las comidas rápidas y se iba a provincias. Comía muy desordenadamente; a veces ya no lo hacía a sus horas", reveló Emily Chapilliquén, viuda del cantante.