obtuvo hoy la Supercopa de Europa tras vencer (5-4) en una dramática tanda de penales al . El cotejo se disputó en el Eden Stadion de Praga, capital de República Checa.

Ambos equipos terminaron 1-1 en el tiempo reglamentario gracias a los goles de Fernando Torres (8') y Franck Ribery (47'). En el suplementario, el cuadro de se puso adelante a través de Eden Hazard (92'), sin embargo, el conjunto de igualó por intermedio de Javier Martínez (121').

En la tanda de penales, el belga Romelu Lukaku falló su disparo y le dio el trofeo a los bávaros. El delantero peruano estuvo en la banca de suplentes.

Este triunfo le permite al conjunto alemán, campeón de la última edición de la Champions League, resarcirse de las tres derrotas encajadas en la tres anteriores finales que había disputado. En 1975 cayó ante el Dínamo de Kiev, en 1976 frente al Anderlecht y en 2001 ante el Liverpool.