Todd Akin junto a su esposa. (AP)
Todd Akin junto a su esposa. (AP)

WASHINGTON (DPA).– El presidente de EE.UU., Barack Obama, e incluso los miembros de su propio partido, condenaron las declaraciones del congresista republicano Todd Akin, quien afirmó que las mujeres raramente quedan embarazadas de "violaciones legítimas".

"Una violación es una violación", zanjó Obama en rueda de prensa en la Casa Blanca, en la que calificó las declaraciones del diputado antiabortista de "ofensivas".