notitle
notitle

Partamos del hecho de que toda empresa nace porque existe un consumidor que, consciente o no, necesita de un bien o de un servicio. El objetivo de nuestra empresa debe ser colocarse entre las opciones preferidas de los consumidores para satisfacer una necesidad y llegar a ser la marca de su elección. Pero no todos los productos de una categoría satisfacen las mismas necesidades. Por ejemplo, un restaurante gourmet atiende una necesidad de placer sensorial; un restaurante-peña otorga, sobre todo, diversión.

Por ello, es importante saber qué piensan los consumidores de nuestros productos o servicios, con el fin de conocer si esa imagen que tienen se adapta a lo que ellos esperan y a la que nosotros queremos tener.

SABÍA QUE

- Procure sintoníaMuchas veces el mercado tiene una opinión bastante distinta de lo que nosotros creemos que es nuestro producto.

- DiagnósticoSi los consumidores tienen un concepto distinto al suyo, es probable que se estén utilizando estrategias inadecuadas para atraer al público deseado.