(David Vexelman)
(David Vexelman)

Patricia Quispe V.pquispe@peru21.com

En vísperas de iniciarse el tercer año de gobierno, el congresista Juan Carlos Eguren advierte posibles cambios en el escenario político-económico inmediato, siempre y cuando –dice– la dupla Ollanta Humala-Nadine Heredia no disipe sus afanes por la polémica "reelección conyugal".

¿Le resulta creíble la más reciente explicación del expresidente Alejandro Toledo sobre la compra de inmuebles por parte de su suegra?Lamentablemente, es poco creíble. No digo que sea imposible; más aún, hago votos para que la última versión sea cierta porque confío y espero de él actos honorables. Sin embargo, es poco lógico y razonable que un empresario como Josef Maiman realice negocios y le avale créditos a una señora de 86 años que no tiene trayectoria como empresaria, y menos en el rubro inmobiliario. Otro elemento que genera desconfianza es la versión inicial que, sencillamente, fue una mentira. La pregunta es por qué no dio esta versión desde el principio y cuál fue la razón para mentir.

Los desmentidos han continuado. Toledo dijo antes que viajó a Costa Rica para dar conferencias, y ahora admite que acompañó a Fernenbug a realizar estas operaciones…Ahí tenemos una nueva mentira. No hay que satanizar, pero cuando se dan versiones que con el paso de los días van cambiando, y se habla de operaciones por parte de una señora de 86 años a través de una empresa off shore en Centroamérica, eso amerita que la investigación en la Fiscalía se profundice y que también se haga lo propio en la Comisión de Fiscalización.

¿Qué tanto pueden avanzar las indagaciones en esa instancia luego del blindaje que vimos semanas atrás? ¿No sería mejor un grupo especial?Ese blindaje fue penoso y vergonzoso, no solo por la bancada del señor Toledo que, por razones obvias, tenía una sensibilidad especial y era legítimo su blindaje inicial, sino por lo escandaloso que fue el blindaje del partido de gobierno; más aún cuando su eslogan de campaña fue que "la honestidad haría la diferencia". Pero entiendo que con los nuevos acontecimientos va a prosperar la investigación en Fiscalización. Allí, este tema debería ser prioridad y con facultades de comisión investigadora que le otorgue el Pleno, pero si la agenda de Fiscalización está muy cargada, sería preferible que una comisión especial se aboque al tema y nos dé resultados en corto tiempo.

La ministra de la Mujer, Ana Jara, ha afirmado que con Toledo "no hay alianza sino coincidencias", y Omar Chehade lo ha llamado "aliado coyuntural". ¿Cree que el Gobierno está buscando distanciarse del exmandatario?Yo creo que el Gobierno de alguna manera ha utilizado al expresidente Toledo y a su bancada en una alianza que no puede ser negada, porque es de público conocimiento que en estos últimos dos años ha habido un trabajo articulado en el Congreso. Eso es obvio, y lo podemos demostrar a nivel de comisiones, Pleno, votaciones, etcétera. Esta alianza pareciese que nunca fue muy sólida, y con el devenir del tiempo se está produciendo un distanciamiento y una desconfianza mutua, porque también parte del señor Toledo en relación con la probable pretensión de reelección de la pareja presidencial e, incluso, con la probable filtración de documentos a través del Sistema de Inteligencia.

¿La alianza oficialista estaría llegando a su fin?Creo que sí, pero más que por la investigación a Toledo es porque el Gobierno no deslinda ni convence en relación con la reelección de la pareja presidencial y con la utilización del Servicio de Inteligencia.

¿Alejandro Toledo se está convirtiendo en un lastre para el oficialismo?Creo que debe haber una investigación, pero también debe haber un debido proceso, y debemos ser respetuosos de preceptos constitucionales como la presunción del delito de inocencia hasta que se pruebe lo contrario.

Eliane Karp ha reaparecido y lo ha hecho lanzando fuertes adjetivos. ¿Su actitud le hace más daño que bien a Toledo?Son expresiones elevadas de tono, impropias e inadecuadas, que no contribuyen a una investigación seria.(…) La señora Karp nunca ha sido una gran aliada de la estrategia electoral del señor Toledo, no solo ahora; históricamente, no se ha ganado el aprecio ni la simpatía del electorado peruano.

El premier Jiménez dice que la candidatura de Nadine es un "disco rayado"…Lamentablemente, el premier no tiene argumentos para zanjar este tema porque es obvio que no prosperaría una ley o una modificación de la legislación vigente en el Congreso, pero eso no descarta ni impide que se mantenga el objetivo de la reelección de la pareja. Acá hay otros mecanismos que podrían ser el Tribunal Constitucional y, más específicamente, el Jurado Nacional de Elecciones, buscando que se aplique el precepto de que cuando hay normas de diferente jerarquía se puede pedir un control difuso al Jurado.

La economía está ligada a la política, y el tema de la reelección genera inestabilidad…Las palabras del premier Juan Jiménez no descartan la principal preocupación, y en esto el presidente Humala y Nadine Heredia, específicamente, están asumiendo una gravísima responsabilidad porque el tema de la pretensión reeleccionista –que sería, en la práctica, una fractura del orden constitucional y del principio de alternancia en el poder– está generando un ambiente de desconfianza en todos los sectores: económico, político, social, y eso está llevando al país a un enfriamiento de su economía, a una reducción de la inversión y de la velocidad de crecimiento, de la disminución de la pobreza y desnutrición. Hay una grave responsabilidad ahí por la que tendrá que rendir cuentas el presidente Ollanta Humala. Se ha generado muchísima desconfianza. La economía y la política se mueven en función de la confianza, y esa confianza está fracturada.

¿Qué cree que pasa con el presidente, quien se niega a reconocer que esta ambigüedad sobre la reelección puede ser un búmeran para nuestra economía?Este silencio es la mejor prueba de la vocación reeleccionista. Si no zanjan el tema pese a las gravísimas consecuencias que ocasiona para el país, es porque esa vocación se mantiene. Aquí se demuestra que para el presidente Humala más pesan los intereses personales, familiares, de pareja y políticos que el interés general del país, que el bien común, que la superación de la pobreza. En su lista de prioridades están primero ellos y, después, el país.

¿Cómo queda el premier que niega la candidatura de Heredia y, al día siguiente, sale ella afirmando que "por teléfono no podemos gobernar", reforzando la tesis de un cogobierno?Si tuviésemos un premier con nivel de estadista, tendría que haber exigido zanjar este tema; en caso contrario, debería haber presentado su renuncia. Lamentablemente, Jiménez puede ser una buena persona, pero viene demostrando que está sumamente lejos de tener talla política.

¿Volvemos a la época de los ministros secretarios?Yo no diría que volvemos. En este gobierno, esa ha sido la constante.

¿Cuál sería su evaluación sobre carteras como Interior y Defensa, que ven los temas de terrorismo y lucha contra la inseguridad?El hecho de tener a la pareja presidencial concentrada en la reelección ha hecho que se descuide el seguimiento y la promoción de cada una de las carteras. Nos ha llevado a tener un gobierno mediocre, y esa mediocridad podemos verla en todas las carteras: en seguridad ciudadana, en educación y salud, donde hay una crisis absoluta y un déficit de infraestructura y equipamiento. En la lucha contra la corrupción, lavado de activos, crimen organizado, no vemos ningún resultado. En dos años, el Gobierno ni siquiera ha podido comprar un equipo de comunicación para la Policía. Entonces, es clamorosa la ineficiencia que existe.

¿El interés está centrado en los programas sociales donde sí puede haber un manejo populista que luego se traduce en votos?Sí, esa es la principal preocupación del Gobierno: ampliar los programas sociales y, a través de ellos, generar clientelismo. Nosotros hemos apoyado y seguiremos apoyando los programas sociales. Sin embargo, la idea del presidente Humala y de su señora de que eso les asegura votos es un error. Lo que esperan los sectores más necesitados es generación de empleo, que es la superación de la pobreza estructural, y el Gobierno no está promoviendo eso.

¿Qué opina respecto de que, frente a las denuncias de seguimiento a la oposición, el Gobierno las niegue sin haber investigado y acuse al Apra de 'chuponeo'?Me parece infantil y poco valiente buscar explicaciones siempre mirando por el retrovisor, siempre echando la culpa a los gobiernos y a los presidentes anteriores. Hay que tener los pantalones bien puestos y asumir la responsabilidad que le corresponde al gobernante actual y al equipo que lo acompaña. Si hubo o no 'chuponeo' en otros gobiernos, es otra historia. Lo que está en debate en este momento es si en este gobierno lo hay y el mal uso del Servicio de Inteligencia con este incremento exorbitante de su presupuesto. Es de eso de lo que tienen que rendir cuentas.

Desde el Gobierno están pidiendo pruebas…Obviamente, en la delincuencia, en el crimen organizado o en la delincuencia estatal, a través del reglaje o del 'chuponeo', las pruebas no se exhiben. Hay que encontrarlas, y para eso están las comisiones ordinarias e investigadoras del Congreso y el Ministerio Público. Es ahí donde se tiene que investigar.

El fiscal José Peláez ha dicho que no investigará porque no hay indicios…Ojalá que no aparezca ningún indicio, que estemos equivocados, pero todo apunta a que no lo estamos, y cuando tenemos historia ya conocida, cuando hay pretensión del Gobierno de reelegirse, de fortalecer los servicios de Inteligencia para esos fines, tarde o temprano aparecen las pruebas, tarde o temprano aparecen los culpables y, tarde o temprano, los culpables terminarán siendo denunciados y encarcelados.

¿Debe renunciar el asesor presidencial Adrián Villafuerte, a quien se le responsabiliza del reglaje?El problema no es Villafuerte ni el entorno del presidente; el problema es la vocación democrática o la falta de ella de la pareja presidencial. El problema es la vocación reeleccionista, el riesgo de ruptura del sistema democrático por este afán desmedido de entornillarse en el poder, razón por la cual tenemos todo este escenario. Villafuerte podrá salir o no, pero mientras el presidente y su señora no zanjen con ese tema, seguiremos con las mismas preocupaciones.

En su opinión, ¿hay reglaje?Yo creo que sí. Cuando el río suena es porque piedras trae.

En este caso parecen rocas…Parecen rocas, y muy sonoras.

TENGA EN CUENTA

- En opinión de Eguren, sería "muy importante" que el expresidente Alan García ofrezca mayores detalles sobre la supuesta reunión entre Eduardo Roy Gates –asesor jurídico del mandatario Ollanta Humala– y Vladimiro Montesinos.

- Refirió que el tema de los 'narcoindultos' ya está siendo investigado en la Fiscalía y en la 'megacomisión', y añadió que los responsables tendrán que responder ante la justicia. "Esas son responsabilidades del anterior gobierno que ya se están investigando. Esto (el reglaje) es responsabilidad de este gobierno", subrayó.

FRASES

- "El tema congresal tendremos que evaluarlo en el marco de la política general del Estado y del Gobierno. En este escenario de dudas, preocupaciones, de riesgos y de vocación reeleccionista, con sombras de 'chuponeo' y reglaje, creo que el Congreso de la República requiere, hoy más que nunca, fortalecer una separación de poderes".

- "Sería sumamente recomendable para el interés general del país conservar y fortalecer la democracia, y que la próxima Mesa Directiva del Parlamento esté conducida por un presidente que no sea oficialista".

- "Si el señor Toledo asume la dimensión de la responsabilidad pensando en el bien común, y sin intereses ni prebendas, debería respaldar una Mesa Directiva presidida por la oposición".

- "Es una vocación que señalo por primera vez en lo que va de este gobierno (…) Es fundamental el rol de Toledo y de su bancada porque ellos tienen los votos para que el Congreso siga siendo conducido por la alianza Gana Perú-Perú Posible".