Toledo compareció por tercera vez ante el grupo de Fiscalización. (Martín Pauca)
Toledo compareció por tercera vez ante el grupo de Fiscalización. (Martín Pauca)

no dijo nada nuevo en el Congreso e insistió ante la , donde se presentó por tercera vez, que él no tuvo ninguna participación en las compras inmobiliarias en Lima a través de la , pese a que los indicios a apuntan a lo contrario.

"Niego rotundamente la negociación en la compra de la casa en Casuarinas y la oficina en la Torre Omega", alegó, aunque sí reconoció que visitó la oficina en dos ocasiones, pero para dar su opinión sobre posibilidades de inversión a su amigo y magnate Yosef Maiman y a su suegra, Eva Fernenbug.

Toledo insistió en que los fondos de las operaciones son lícitos y que las propiedades que compró su suegra con dinero de Ecoteva son de Maiman, aunque no supo explicar por qué entonces su esposa Eliane Karp intercambió emails con el corredor inmobiliario Paul Allemant que evidencian que la residencia de Las Casuarinas, por la que se pagó casi casi US$4 millones, era para uso familiar.* "Ella viene el lunes (a la comisión), ahí le pueden preguntar"*, anotó.

"Si esta economía quiere crecer, no se puede decir que todos los que invierten lavan dinero. Decir eso sería muy contraproducente para el país", indicó.

"El señor Maiman ha dicho bajo juramento que él es el propietario (de los inmuebles en Las Casuarinas y Surco)", subrayó, tras entregar la declaración jurada de su amigo magnate en la que 'limpia' a él y a Karp.

Toledo también se dio tiempo para ironizar con los legisladores de Fiscalización sobre su presencia en el Congreso. "No me citen tan frecuentemente, yo no tengo dinero (para los pasajes)", anotó.

El líder de PP volvió a negar que haya participado en la creación de Ecoteva, en Costa Rica, pese a que el notario costarricense que la constituyó, Melvin Rudelman, declaró lo contrario. "Es la versión de Rudelman contra la mía", alegó.

SE VICTIMIZAAl inicio de su participación en la Comisión de Fiscalización, Toledo dijo que la investigación en su contra por el caso Ecoteva no tiene sentido, porque los miembros de este grupo de trabajo ya lo declararon culpable.

El exjefe de Estado agregó que los legisladores "han adelantado opinión y me han prejuzgado", tras denunciar que la comisión violó el debido proceso y no respetó la reserva sobre documentos que tienen carácter de confidencial, como el informe de la UIF, que puso al descubierto sus mentiras y reveló que pagó las hipotecas de sus casas en Camacho y en Punta Sal con fondos de la firma costarricense Ecoteva.

Consultado sobre la presentación de Toledo, el legislador fujimorista Pedro Spadaro le recomendó al exmandatario que se "acoja a la confesión sincera".

Antes de ingresar a la sala en que sesiona Fiscalización, Toledo, quien llegó al Parlamento con retraso y acompañado de su esposa, Eliane Karp, dio una pequeña conferencia de prensa, en la que dijo que no hubo contradicciones en sus declaraciones sobre las compras inmobiliarias de su suegra, sino falta de información.

"Le pido al Perú entero mil disculpas, porque parece que hubo contradicción, pero ahora lo voy a clarificar todo en la comisión", dijo.