En una nueva audiencia por el juicio que se le sigue al expresidente por el caso de los diarios 'chicha', el exmandatario pidió la palabra para quejarse del "arbitrario e institucional" corte de la línea telefónica a la que tenía acceso en la Diroes.

Como se recuerda, el se dio luego de que Fujimori desafiara nuevamente las normas del INPE al brindar una , pese a que existe una norma que restringe este tipo de comunicaciones.

"Me encuentro incomunicado telefónicamente, restringido en mis visitas. Lunes y miércoles de esta semana no he conversado con nadie, estoy aislado totalmente (…) Arbitraria e inconstitucionalmente se me ha incomunicado. Se trata de un tratamiento cruel e inhumano", dijo.

Asimismo, indicó que esto afecta tanto su derecho a la defensa en el juicio que enfrenta como su integridad física y moral.

"Mi integridad física está afectada, en cualquier momento se me dispara la presión (…) Me encuentro anímicamente disminuido para enfrentar el proceso. Se podría decir que estoy en indefensión parcial, porque al no tener comunicación no puedo llamar al abogado o consultar a un amigo que conoce de este asunto de los diarios chicha", dijo.

La Cuarta Sala Liquidadora, presidida por la jueza Aissa Mendoza, tomó anotación sobre el reclamo de Fujimori y se comprometió a consultar sobre su situación al INPE, a fin de velar por su derecho a la defensa.