Arequipa: A quince se elevó cifra de víctimas mortales tras el violento choque frontal entre los buses interprovinciales Santillana y Del Carpio (GEC)
Arequipa: A quince se elevó cifra de víctimas mortales tras el violento choque frontal entre los buses interprovinciales Santillana y Del Carpio (GEC)

A 15 se eleva el número de víctimas mortales choque frontal entre los buses de transporte interprovincial Santillana y Del Carpio ocurrido la tarde del pasado lunes, en el kilómetro 8 de la vía de penetración a la ciudad de .

Se trata del ama de casa Cristina Vilca Mamani (61) y la estudiante Beatriz Chambi Clavijo (21), quienes fallecieron en el hospital Honorio Delgado Espinoza como consecuencia de las graves lesiones que sufrieron.

PARO CARDÍACO

A las 3:45 de la madrugada, en la sala de emergencia del nosocomio regional, el corazón de doña Cristina Vilca dejó de latir por un paro cardíaco. Su muerte sorprendió a sus seis hijos y a su esposo Juan, quienes pensaron que se recuperaría después de haber sobrevivido al violento choque y la falta de atención en las clínicas San Juan de Dios y Arequipa.

La mañana del lunes Cristina vino a Arequipa desde La Joya para hacerse un chequeo a la vista tras haberse sometido a una operación de glaucoma en el nosocomio regional. Estuvo acompañada por Juan, su hijo mayor, quien se adelantó para el retorno abordando otra unidad de Santillana.

La unidad de placa V6J-966 al que subió doña Cristina Vilca, invadió el carril contrario y se estrelló contra el bus de matrícula V7V-957 de la empresa Del Carpio que ingresaba a la ciudad, procedente de El Pedregal. Aún conmocionada por el choque, el ama de casa cogió el celular y se comunicó con su hija Lina a quien le dijo que estaba herida.

SUEÑOS FRUSTRADOS

Seis horas después de la muerte de Cristina, en la sala de trauma shock de la misma sala de emergencias del Honorio Delgado, los sueños de Beatriz Chambi Clavijo (21) de convertirse en chef se desvanecieron con un último aliento.

Rodolfo Clavijo refirió que el corazón de su sobrina dejó de latir a las 9 de la mañana. Su madre, María Clavijo García (37) recibió la noticia del deceso de la mayor de sus tres hijos, en una de las camas de cirugía mujeres del hospital Goyeneche, a donde ingresó tras el accidente carretero.

El tío de la joven estudiante contó que Beatriz vino a la ciudad de Arequipa la semana pasada para someterse a la extirpación de quistes en los ovarios y tras la exitosa operación y descanso por cuatro días en el hospital Honorio Delgado, la estudiante fue dada de alta la mañana del lunes y su madre le dio alcance para acompañarla durante su retorno a La Joya en el bus de Santillana para recuperarse en su vivienda.