Cuatro años después, vuelve a ser procesado en un caso por el que el Estado pide S/.200 millones de reparación civil. (Difusión)
Cuatro años después, vuelve a ser procesado en un caso por el que el Estado pide S/.200 millones de reparación civil. (Difusión)

A pesar de los recursos legales planteados por el abogado William Paco Castillo, defensor de Alberto Fujimori, para cambiar a las magistradas que ventilarán el caso de los diarios 'chicha', hoy comienza el juicio oral de ese proceso contra el expresidente, por el cual podría ser condenado a ocho años de cárcel.

Con ese fin, la Cuarta Sala Penal Liquidadora de Lima, a cargo del mencionado expediente, acondicionó un ambiente en el penal Barbadillo –de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes)–, en Ate, donde Fujimori purga condena por los delitos de lesa humanidad y corrupción.

El viernes último, el abogado de Fujimori había interpuesto recursos para que las juezas superiores titulares Aissa Mendoza y Carolina Lizárraga fueran recusadas, es decir, que se inhiban, debido a que supuestamente no iban a ser imparciales, pues habrían expresado su posición en contra del exgobernante.

El mismo planteamiento legal efectuó Castillo en el caso de la magistrada superior Avigaíl Colquicocha, quien también integra esa sala, pues formaría parte de una asociación de jueces considerada "antifujimorista".

Aunque se esperaba que debido a estos recursos jurídicos el inicio del juicio oral iba a postergarse hasta el próximo año, se confirmó que la audiencia se realizará hoy, pues las referidas juezas resolverán si aceptan o no la recusación durante esta diligencia.

Cabe recordar que Fujimori fue incluido en este proceso judicial porque la Corte Suprema de Chile resolvió a favor de ampliar la extradición del exmandatario para que se le procese por peculado. De esa manera, la justicia chilena permitió que Fujimori pueda ser enjuiciado en el Perú por el desvío de S/.122 millones de los recursos de las Fuerzas Armadas para "comprar" la línea editorial y las portadas de los denominados diarios 'chicha', con el fin de atacar a políticos de la oposición y favorecer así su 're-reelección' en el año 2000.

MOVIDAS DE LA DEFENSAFuentes judiciales consultadas por Perú21 indicaron que el pedido de recusación tiene dos salidas: si la sala lo acepta, el juicio se suspende y se llamará a otros vocales para que sigan con el proceso. Sin embargo, si se rechaza la solicitud –y todo indica que así sucederá, pues la sala argumentaría que no hay causales– el juicio continuará, pero el abogado Castillo apelará ante la Corte Suprema de Justicia.

NADA CON MONTESINOSOtras fuentes allegadas a la defensa del exmandatario preso en la Diroes señalaron que la versión de que el exasesor Vladimiro Montesinos se iba a retractar en el proceso por los diarios 'chicha' es "antojadiza".

Explicaron que el exjefe real del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) no está comprendido ni fue citado en este juicio, pues ya fue procesado y sentenciado a ocho años de cárcel por los delitos de peculado (mal uso de fondos públicos) y asociación ilícita para delinquir.

Los que sí fueron citados a declarar como testigos son sus excolaboradores: Dos exsecretarias, la empresaria y colaboradora eficaz Matilde Pinchi Pinchi, los exgenerales José Villanueva, Carlos Bergamino y César Saucedo, un exempleado civil, entre otros, quienes – según la defensa de Fujimori– no tienen un testimonio firme y contundente respecto al supuesto desvío de fondos del SIN para el financiamiento de los diarios 'chicha'.

Cabe recordar que el pedido para el nuevo proceso a Fujimori por este delito lo hizo el fiscal en el juicio que se le siguió a su exasesor, al determinar que sí existían pruebas.

JUICIO DE DOS HORASEn tanto, fuentes del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) informaron a Perú21 que Alberto Fujimori fue sometido ayer una nueva junta médica, en la víspera del nuevo juicio al que será sometido.

Un cardiólogo, un psiquiatra y un médico del INPE lo sometieron a una revisión exhaustiva y determinaron que el ex presidente no puede soportar más de dos horas continuas de audiencia. Por tal motivo, después de una hora de sesión, habrá un receso de 15 minutos.

También se informó que Fujimori estará acompañado de un médico y que su presión será chequeada permanentemente para evitar cualquier complicación en su salud.

El exmandatario fue operado de cáncer de lengua y tiene displasia recurrente en la misma zona, hipertensión severa y depresión.