notitle
notitle

En 2008, en Lima, Perú, Estados Unidos y Australia anunciaron el inicio de negociaciones para un gran acuerdo comercial: el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés). Hoy, casi siete años después, el acuerdo con 12 países del Asia-Pacífico, las economías más dinámicas del mundo, está por culminar. Este bloque comercial representa un mercado de 804 millones de personas, con un PBI per cápita promedio de 32,800 dólares y que acumula el 37% de la producción mundial.

El Perú ya tiene una red de acuerdos comerciales que cubre el 97% del comercio. Sin embargo, acuerdos como el TPP y Alianza del Pacífico son fundamentales para consolidar una política comercial que se ha mantenido a través de distintos gobiernos y ha servido para aumentar exponencialmente nuestras exportaciones no tradicionales, atraer inversiones que generan importantes empleos y consolidar normas claras, que nos presentan ante el mundo como un país serio y que cumple sus compromisos.

Esta negociación está en etapa final y Perú, particularmente en estos momentos de economía alicaída, debe dar por finalizado el proceso y así dar al mundo esta gran noticia, ser parte del bloque comercial más importante del mundo. Potenciaremos nuestra presencia en el Asia-Pacífico, tendremos acuerdos con 5 economías adicionales, y nos ayudará a mejorar nuestra competitividad y a elevar nuestros estándares frente al mundo. El acuerdo traerá nuevos beneficios al ampliar más nuestros mercados, acumularemos origen con las demás economías, mantendremos los candados que tenemos en nuestros distintos acuerdos como salvaguardias ante eventuales impactos comerciales, capacidad de acción ante problemas de salud pública, promoción y protección de inversiones.

Ha llegado el momento. El presidente Humala debe dar ya las instrucciones para que este acuerdo se culmine. Está en sus manos, meta este gol, presidente.

Eduardo Ferreyroseduardoferreyros@gmail.com