ATENTADO CULTURAL. Los muros incas quedaron manchados. (Difusión)
ATENTADO CULTURAL. Los muros incas quedaron manchados. (Difusión)

Un nuevo atentado contra el patrimonio arqueológico. La Dirección Regional de Cultura confirmó que 290 piedras incas de una de las paredes semicirculares del templo de Koricancha fueron dañadas por el derrame de petróleo ocurrido el último lunes durante la presentación del programa por las fiestas jubilares del Cusco.

Para corroborar el hecho, personal especializado del gabinete físico-químico de la citada oficina se trasladó ayer hasta el recinto inca y halló, junto al combustible, una mezcla de cera y otras sustancias que habían impactado las piedras. Al parecer, dichos elementos fueron usados para encender las antorchas durante la presentación organizada por la Empresa Municipal de Festejos del Cusco (Emufec).

El director de Investigación y Catastro de la Dirección Regional de Cultura del Cusco, Wilbert Bolívar, sostuvo que el daño fue causado por la negligencia de los organizadores del acto. "Fue una actitud negligente colocar a personas portando antorchas en la cabecera del muro inca. Eso está prohibido por las normas de protección del patrimonio cultural", explicó Bolívar.

El arqueólogo manifestó que se evalúa denunciar penalmente a la Municipalidad Provincial del Cusco por daños al patrimonio cultural.

Por su parte, fray Magno Ccahuaya Mamani, subprior del convento de Santo Domingo, donde se ubica el Koricancha, dijo que se evaluará si el espacio será o no cedido para la escenificación del Inti Raymi, que empieza en ese lugar.

TENGA EN CUENTA

- Los especialistas ya iniciaron un riguroso proceso de limpieza en las piedras usando jabones neutros.

- Se ha notificado formalmente a la Municipalidad del Cusco para que dé sus descargos por lo ocurrido.