notitle
notitle

Alfonso Grados,Opina.21agrados@infonegocio.net.pe

Nuestro deporte se ubica por lo general en bajos niveles de competitividad internacional. Sin embargo algunos logros han escapado a esa mediocridad, gestados en muchos casos por nuestras damas deportistas. Dos de las más destacadas han sido Kina Malpartida y Natalia Málaga, cuyas victorias les han permitido ganarse el cariño de la afición y la crítica. Sin embargo, algunos temas de su actualidad deportiva me preocupan:

-No me gusta ver cómo Kina se aleja de su anhelo de gloria deportiva, privilegiando un rol de 'relleno' en un intrascendente reality, desperdiciando un talento poco común. ¿Podrá recuperar ese fuego y espíritu de sacrificio de campeona hoy canjeados por telenovelescas competencias televisivas?

-No me gusta el estilo gritón y vulgar de Natalia para 'motivar' a nuestras aguerridas 'matadorcitas'. Ella tiene experiencia, capacidad y garra para enseñar vóley de alta competencia; sin embargo, nuestra juventud debe ser liderada con más respeto y menos palabrotas, formándose en la importancia del respeto entre ellas y hacia sus rivales. Disculpen, pero no creo que el fin justifica el medio…

Esperemos que tanto Kina como Natalia reflexionen para no dejarse llevar por los fugaces halagos y luces de la fama y que así sigan siendo ejemplo para nuestra juventud.