DEPRESIÓN. Padre de Eva dice que ella podría pensar en el suicidio. (César Fajardo)
DEPRESIÓN. Padre de Eva dice que ella podría pensar en el suicidio. (César Fajardo)

"Probablemente suena a manipulación, pero no lo es, y tengo que decir que, a estas alturas, sé que no voy a aguantar pasar de nuevo por todo lo que significa un juicio".

Este es un extracto de la carta escrita desde la prisión por Eva Bracamonte Fefer luego de que se cumpliera siete años del crimen de su madre, la empresaria Myriam Fefer.

En la misiva, publicada ayer en la revista Caretas, recalca que "hasta el momento, no han encontrado una sola cosa que me vincule al asesinato de mi madre porque soy inocente".

También afirma que sí se han encontrado evidencias "que apuntan a otra persona" y que no existe motivo alguno para que ella permanezca aún en prisión. "Es un abuso, una tortura y una violación a mi derecho a la vida", refiere la joven en la carta.

HERIDA ABIERTAEn otro momento, Bracamonte indica que este proceso legal ha truncado toda su vida y no le ha permitido reponerse de la pérdida de su madre. "La cárcel, el juicio y todo lo mediático han hecho que la herida no solo no pueda cicatrizar, sino se infecte", puntualiza.

Cuenta, además, que en un mes y tres días cumplirá cuatro años en la cárcel y que sigue esperando justicia.

Destaca que si algunos jueces, policías y fiscales hubiesen hecho bien su trabajo desde el comienzo, "hoy, jueves 15 de agosto, no me dolería igual que el 15 de agosto de 2007".

Estas declaraciones confirman la preocupación que hace algunas semanas expresó su padre Marco Bracamonte, quien dijo que su hija estaba deprimida y que podría pensar en el suicidio.

DATOS

- El 21 de agosto, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia realizará una audiencia en la que se pronunciará respecto a la sentencia de 30 años de prisión contra Eva Bracamonte, acusada de parricidio.

- Dicho tribunal ha autorizado que Bracamonte haga uso de la palabra para que exponga su alegato ante la magistrada Janet Tello, quien tendrá que decidir si se anula el proceso a la sentenciada (con lo que se iniciaría un nuevo juicio) o si esta es absuelta de todos los cargos.