Hoy se cumplen 3 años desde que se iniciaron las investigaciones de este caso de megacorrupción.
Hoy se cumplen 3 años desde que se iniciaron las investigaciones de este caso de megacorrupción.

Es considerada la mayor investigación por corrupción en la historia de Brasil. Comenzó en julio de 2013, cuando sobre una investigación que había iniciado en empresas de lavandería y estaciones de servicio, que resultaron ser usadas por cambistas para el lavado de dinero.

Un año después, la Policía descubrió que el director de Abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, había recibido un auto Range Rover de parte del ahora condenado cambista del mercado negro y experto en lavado de dinero, Alberto Youssef. .

Como , Costa —al igual que otros 77 ex directores ejecutivos de Odebrecht— llegó a un acuerdo con los fiscales. Les explicaría la trama de la corrupción y mencionaría quiénes fueron beneficiados, a cambio de una sentencia más leve: seis años y seis meses en régimen semiabierto por corrupción pasiva.

Así se inició el denominado caso 'Lava Jato' ('lavadero de autos', en español) una investigación que hasta la fecha, , ha condenado a 125 personas, mientras otras decenas de funcionarios y empresarios se encuentran bajo la lupa de jueces y fiscales en toda América Latina.

De acuerdo con los en el Caso Lava Jato el pago de sobornos asciende a un valor de unos 2,064 millones de dólares. Las indagaciones motivaron la apertura de 57 procesos penales contra 260 acusados. Y se han dictado condenas en 25 juicios por un total de 1,317 años de prisión.

Odebrecht en la mira

El 11 de diciembre de 2014, los fiscales de Curitiba (Brasil) acusaron formalmente a 36 personas que formaban parte de distintas empresas: OAS, Camargo Correa, UTC Engenharia, Galvao Engenharia, Mendes Junior y Engevix.

Uno de los momentos más trascendentales de "la guerra contra la corrupción" en Brasil —— ocurrió el 19 de junio de 2015.

La Policía brasileña —por orden del juez a cargo del caso, Sergio Moro— arrestó al presidente ejecutivo de la mayor firma constructora del país: Marcelo Odebrecht, quien fue condenado a 19 años y cuatro meses de cárcel, así como al pago de una multa de unos 300 mil dólares .

El 24 de julio de 2016, Odebrecht entregó información sobre las denuncias de pago de sobornos a presidentes de varios países de América Latina para ser favorecido en licitaciones al extranjero.

La amistad entre Lula da Silva dio pie a que el ex presidente de Brasil se convirtiera en el principal sospechoso de haber sido favorecido por la entrega de coimas. Una de las primeras sospechas de que esto fuera cierto fueron levantadas por el ex presidente de Brasil, Fernando Henriquez Cardoso (1995-2002), .

El 16 de setiembre de 2016, el magistrado brasileño , por haber recibido, presuntamente, sobornos por un millón de dólares disfrazados en regalos.

Perú es vinculado al caso

El 3 de agosto de 2015, la Policía arrestó al ex ministro de gobierno José Dirceu, uno de los miembros de más alto nivel del Partido de los Trabajadores y ex jefe de gabinete de Lula Da Silva del 2003 al 2005. Dirceu, , dijo haberse reunido en el año 2008 con funcionarios del gobierno aprista.

El 21 de diciembre de 2016, una corte de Nueva York anunció que por 29 millones de dólares.

Este periodo de nueve años compromete, en primer lugar, al gobierno de Alejandro Toledo, a quien se acusa de haber beneficiado a Odebrecht. Según Toledo recibió 20 millones de dólares en sobornos.

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, si bien , fue su primer ministro. Por tanto, se los acusa a ambos de haber promulgado, en enero de 2006, una ley que permitió a la empresa Odebrecht participar en la licitación de los tramos 2, 3 y 4 de la carretera Interoceánica Sur.

Alan García sigue siendo evaluado por .

Ollanta Humala fue acusado, según una denuncia publicada por O Globo, de . Odebrecht Perú .

Hoy se cumplen 3 años desde que se iniciaron las investigaciones de este caso de megacorrupción que dejó en evidencia a una red de empresarios y funcionarios públicos que operaban de manera ilícita para enriquecerse. Al día de hoy, las investigaciones continúan y nada nos hace pensar que en los próximos años la cifra de condenados no vaya a ser mayor.