Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Dos empleados de la embajada de Serbia en Libia, secuestrados en noviembre pasado, murieron en los bombardeos estadounidenses de una base del grupo (EI) en ese país, informaron autoridades serbias.

El primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, declaró en rueda de prensa en Belgrado que "ha sido confirmada de forma oficial" la información sobre la muerte de los dos ciudadanos serbios en la ciudad libia de Sabratah.

La diplomática Sladjana Stankovic y el chófer de la embajada serbia en Trípoli, Jovica Stepic, fueron secuestrados el 8 de noviembre pasado en las cercanías de la ciudad de Sabratah, al oeste de la capital libia.

Sus cadáveres serán trasladados el próximo lunes por la tarde a Serbia para su entierro, anunció Vucic.

EL ATAQUEEl Gobierno estadounidense confirmó ayer haber bombardeado un campo de entrenamiento del grupo yihadista EI en Libia cerca de Sabratah, en el que murieron unas 40 personas, y señaló que los extremistas que estaban en este lugar suponían "una amenaza directa" para .

"Uno de los principales objetivos —según consignó El País— era el yihadista tunecino Nuredin Chuchane, a quien se le vincula con los atentados del museo del Bardo, que causaron 22 muertes en Túnez capital en marzo de 2015, y con los 38 muertos que provocó en junio el atentado de Susa, en el corazón turístico del país magrebí".

NO ERAN EL OBJETIVOEl primer ministro serbio, Aleksandar Vucic declaró que ha pedido a EE.UU. explicaciones de si tenían informaciones de que en la localidad bombardeada se encontraban ciudadanos serbios, pero que recibió una respuesta no oficial según la cual no tenían conocimiento de ello.

El ministro de Exteriores declaró que las autoridades serbias y los servicios de seguridad no han tenido ningún contacto con los secuestradores ni han recibido ninguna exigencia, de modo que no hubo negociaciones con ellos sobre los secuestrados.