Tras ser por la Comisión Permanente del Congreso en una reñida votación, el legislador dijo sentirse "satisfecho" y que "se ha hecho justicia" hacia su persona.

"Hubo tres meses infames en contra mía, en los que yo y mi familia hemos sufrido. Hemos vivido un infierno. Felizmente, esto ha acabado hoy", dijo en un ambiente del Palacio Legislativo.

insistió en que la reunión con los altos mandos de la Policía Nacional en el restaurante Las Brujas de Cachiche, donde se trató el tema de la azucarera Andahuasi, fue un "error político", pero que "no existió delito".

"Espero volver entre abril y mayo al Congreso (cuando termine su suspensión de 120 días) para seguir luchando por el proyecto nacional de la gran transformación, la inclusión social y para seguir luchando contra la corrupción", refirió.

Consultado de porqué renunció a la segunda vicepresidencia, si antes había dicho que solo haría si es hallado culpable, Chehade argumentó que lo hizo por su familia y por la gobernabilidad del régimen de .

"Mi familia ha sido azotada y golpeada por cierto sector político y mediático. En la tranquilidad de mi casa hemos reflexionado. No queremos enfrentar a , pues él es el presidente de la concertación, y para evitar que la imagen del gobierno sea manchada, aunque sea con una pizca de suciedad, hemos decidido presentar la renuncia irrevocable al cargo", afirmó.