Luego de que la , Liliana Castro, una de las personas procesadas por el asesinato de Myriam Fefer, señaló que el juicio contra ella y su expareja Eva Bracamonte estuvo "completamente direccionado" en contra de ambas desde el principio.

"Yo siento que Eva y yo hemos sido víctimas", dijo en el programa No culpes a la noche, en el que dejó entrever que el proceso hubo corrupción, y que detrás de estos hechos estaría el hermano de Eva, Ariel Bracamonte.

"Escucho versiones de personas cercanas a Ariel (Bracamonte) (que decían) que Ariel, de alguna manera, pagaba a la jueza (Nancy) Choquehuanca para dirigir el juicio", anotó Liliana.

Como se sabe, la jueza de la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel, Nancy Choquehuanca, condenó en octubre de 2012 a 30 años de prisión efectiva a Eva Bracamonte, quien luego de que la Sala Penal de la Corte Suprema señalara que no hay pruebas que respalden la sentencia.