Una vez por la Policía Nacional, el sicario juvenil 'Gringasho' fue trasladado a la sede de la Dirincri, ubicada en el Centro de Lima, para ser interrogado por del Centro de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima en vísperas de Año Nuevo.

El sicario más joven del país fue llevado a la dependencia policial en medio de extremas medidas de seguridad. Será evaluado por el médico legista.

Tras las investigaciones, será puesto a disposición del Poder Judicial, que decidirá si es recluido en un centro de readaptación o en un penal para adultos, teniendo en cuenta que en abril cumplirá 18 años.

Crédito: Alberto Orbegoso