Varias familias afectadas. (Martín Pauca)
Varias familias afectadas. (Martín Pauca)

La caída de un muro sobre la piscina de un condominio ha revivido la vieja disputa territorial entre y . Resulta que los daños fueron causados durante unos trabajos de demolición que se realizan para la próxima construcción de un edificio de 20 pisos en la cuadra 25 de la avenida Javier Prado Oeste.

Norma Gonzales, moradora del inmueble afectado, dijo que la construcción contará con un sótano de 10 niveles. "No han tenido en cuenta las medidas de seguridad. Nuestros estacionamientos podrían quedar en el aire", refirió.

Al respecto, Cristian Rosenthal, gerente de Fiscalización de San Isidro, informó que la obra está en una zona limítrofe y que cuenta con autorización de Magdalena. Señaló que, de acuerdo con la zonificación, en el sector no se pueden levantar más de 15 pisos.