Violencia afecta el turismo. (Internet)
Violencia afecta el turismo. (Internet)

Golpe al turismo. La Cancillería de Canadá recomendó a sus connacionales tener "extremo cuidado" al viajar a Cajamarca –donde la escalada violentista ha cobrado cinco vidas en dos días– y otras zonas del Perú en las que hay conflictos sociales, informó el ministro de Turismo y Comercio Exterior, .

, las autoridades canadienses advierten sobre los riesgos para la vida en las provincias de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca, declaradas en estado de emergencia por las violentas .

En ese sentido, el Ministerio de Exteriores del país norteamericano exhorta a los viajeros a ejercer "un alto nivel de precaución, evitar todo tipo de protestas y monitorear las noticias con información actualizada de la situación" en Perú.

"Pueden ocurrir manifestaciones que deriven en violencia. Se pueden bloquear las carreteras e impedir el flujo del tránsito. Los canadienses deben evitar cruzar los bloqueos, así parezcan desatendidos. Pueden entrar en vigor toques de queda y los aeropuertos pueden cerrar debido a los disturbios", dice el informe.

Frente a esta situación, Silva Martinot dijo que conversarán con las autoridades canadienses sobre el tema, pero reconoció que no es responsable "ofrecer" Cajamarca al mundo bajo estas condiciones.

"Tenemos regiones como Cajamarca, Puno o Arequipa que decrecen o no crecen al mismo ritmo que el resto del país por las protestas que están habiendo. Esta situación va a seguir repercutiendo en los próximos meses si es que la misma población no dice alto", dijo en Buenos Días Perú.

"Esto es consecuencia de que tienen un presidente regional que no es un líder, es un caudillo y un caudillo malo. Este señor (Gregorio Santos) está haciendo que el turismo se aleje de Cajamarca y que miles de personas y jóvenes pierdan la oportunidad de poder trabajar en un área tan importante como es el turismo", sostuvo.

Además, el informe canadiense aconseja evitar todo tipo de viaje a las zonas de La Mar, Huanta, Tayacaja, La Convención, Satipo, y otras localidades afectadas por el narcoterrorismo en los Valles de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE).