La fragata de la marina británica tenía previsto amarrar en el Callao este jueves. (Internet)
La fragata de la marina británica tenía previsto amarrar en el Callao este jueves. (Internet)

Luego de que ayer la prensa argentina informó que Perú tenía , nave de la armada real británica con 183 tripulantes, el gobierno de Cristina Fernández desplegó "intensas gestiones" para evitar que esto suceda, informó hoy el diario bonaerense .

Ayer, el canciller peruano Rafael Roncagliolo anunció que la visita del buque de guerra al puerto del Callao, que había sido aprobada en 27 de febrero pasado por el Congreso a pedido del Ejecutivo, , en un que nos puso en una situación incómoda frente a Argentina y a Gran Bretaña, países que se enfrentan por la soberanía de las Islas Malvinas.

La Nación señala, al citar fuentes diplomáticas argentinas, que tras la intervención del embajador argentino en Lima, Darío Alessandro, y de los diálogos telefónicos que hubo entre los ministros Héctor Timerman y Rafael Roncagliolo, Perú canceló la llegada de la embarcación inglesa.

El medio señala que Argentina no solo se llegó a plantear el incumplimiento del acuerdo que la Unasur adoptó 48 horas antes en la cumbre de Paraguay, sino que también se puso en duda la visita oficial del presidente Ollanta Humala prevista para mayo, en la que se reunirá con Cristina Fernández de Kirchner.

"Se analizó todo y hubo mucha tensión", se limitó a decir un destacado funcionario de la cancillería argentina a La Nación.

Precisamente, anoche Roncagliolo confirmó que Humala viajará a Argentina en mayo, pero no al Reino Unido, debido a que dicho periplo no está programado en la agenda presidencial. .