(USI)
(USI)

La aseguró que en 2015 ninguna empresa de transporte urbano tercerizará el servicio, pues estarán obligadas a contar con flota propia y con conductores y cobradores contratados directamente.

María Jara, gerenta de Transporte Urbano del municipio capitalino, indicó que el objetivo de la ordenanza 1599 es acabar con el sistema afiliador-comisionista, a la que considera la "raíz del problema" en el sector.

Aseguró que la mencionada norma fija el nuevo esquema legal en el que se debe desarrollar el transporte urbano en Lima, que dispone que toda empresa deberá operar con vehículos propios o contratados –buses patrón– mediante leasing con entidades financieras.

Jara agregó que la realidad es que actualmente la mayoría de operadores trabaja con vehículos de propietarios individuales, lo que genera la tercerización del servicio de transporte.

"El reglamento establece el contrato de vinculación como una herramienta legal para que las empresas contraten el vehículo de un propietario individual, asumiendo la operación, mantenimiento, administración y responsabilidad administrativa sobre el vehículo", indicó la funcionaria a la revista Luz Ámbar.

Empero, dijo, para fomentar la formación de empresas con control de flota y sin tercerización se ha dispuesto también que cada año las empresas deben tener un porcentaje mínimo de su flota bajo su propiedad o administración directa, "de modo que al 2015 no haya más tercerización".