La cantante se hizo un tatuaje en la parte posterior de la cabeza durante la fiesta de lanzamiento de su nuevo perfume, que se realizó en el Museo Guggenheim de .

La controvertida artista aprovechó el evento en el que presentaba su nueva fragancia, Fame, para exhibirse tatuándose el rostro de un niño con alas, tocado con una corona similar a la de la Estatua de la Libertad.

A la presentación de la intérprete de Bad Romance y Born this Way, asistieron famosas personalidades como la heredera , entre otros. El evento fue retransmitió en directo por Internet.