Gaga decidió ponerle un alto cuando la enfermedad empezó a afectar su voz. (Reuters)
Gaga decidió ponerle un alto cuando la enfermedad empezó a afectar su voz. (Reuters)

reconoció haber sufrido durante su adolescencia, ya que "se sentía gorda y luchaba por no ser discriminada" por sus compañeros de clase, de quienes recibía constantes insultos.

Durante una conferencia dedicada a la mujer en un colegio de Los Ángeles, Gaga confesó que aquel episodio fue uno de los más difíciles de superar en su vida. "Solía vomitar todo, porque me sentía gorda", indicó la cantante, quien admitió que hasta hoy continúa luchando por mantener su peso.

"Yo quería ser una bailarina flaca, pero era una chica voluptuosa italiana, cuyo padre ponía albóndigas sobre la mesa todas las noches", añadió. "Yo venía a casa y decía: 'Papá ¿porqué siempre nos das esta comida? Tengo que estar delgada. Y él me decía: 'cómete tus espaguetis'. Era muy difícil… pero tenía que hablar con alguien sobre esto", dijo.

Sin embargo, la intérprete de Marry the night dijo que la bulimia empezó a perjudicar su voz y por eso tuvo que ponerle un alto. "Eso (la bulimia) malogró mi voz, así que tuve que parar. El ácido en tus cuerdas vocales es muy malo", sentenció.