(Bloomberg)
(Bloomberg)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Para eludir la que acosa , el gigante de la telefonía española contempla dividir sus operaciones en Latinoamérica y Europa, aseguró hoy su director financiero, Ángel Vila.

"Hay posibilidades, sin cambiar de sede, de desplazar el grupo de forma estructural (…) Si en un momento dado, desea tener dos antenas propiedad de la compañía española, es una posibilidad que se puede contemplar para minimizar la cuestión de la sede", explicó al Wall Street Journal.

Según el diario, el grupo español –una de las empresas más endeudadas del país europeo– busca crear una "unidad" europea y otra latinoamericana para "protegerse de la agravación de los problemas de la economía española", que complica y aumenta el coste de financiación.

En tanto, la agencia de evaluación financiera Standard and Poor's anunció el pasado 12 de octubre que contemplaba reducir en un peldaño la nota actual de BBB de Telefónica, debido a su exposición al riesgo soberano de España, uno de los países más expuestos a la crisis de la deuda de la .

En los seis primeros meses de 2012, España representó para Telefónica un volumen de negocios de 7,700 millones de euros, sobre un total de 30,900 millones de euros.