El pasado 27 de noviembre, Osiptel había dado un plazo de 10 días hábiles a las operadoras para cesar la venta ambulatoria de chips. (Foto: GEC)
El pasado 27 de noviembre, Osiptel había dado un plazo de 10 días hábiles a las operadoras para cesar la venta ambulatoria de chips. (Foto: GEC)

El Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones () interpuso medidas cautelares contra las cuatro empresas operadoras de telefonía móvil del país (Movistar, Claro, Entel y Bitel), otorgándoles un ultimátum de un día para que cesen definitivamente la venta de servicios de telecomunicaciones o venta de chips en la vía pública.

Según Osiptel, esta actividad pone en riesgo la seguridad de los usuarios y atenta contra su derecho a una correcta y adecuada información.

Un eventual incumplimiento de las medidas cautelares constituiría una infracción muy grave, que puede ser sancionada con multas que van desde S/ 634,200 (151 UIT) hasta S/ 1,470,000 (350 UIT).

Cabe señalar que en los últimos días Osiptel ha realizado acciones de supervisión tanto en Lima como en provincias, en las cuales detectó que las operadoras continúan realizando la venta ambulatoria de líneas móviles (chips), incumpliendo la disposición del organismo regulador de cesar esta práctica en 10 días hábiles, como se advirtió en un comunicado el 27 de noviembre del presente año.

Al respecto, el presidente del Consejo Directivo del Osiptel, Rafael Muente, explicó que las medidas cautelares se sustentan en actas levantadas en las acciones de fiscalización en las que “se ha podido constatar claramente que se siguen realizando contrataciones que atentan contra las normas vigentes”.

“Lo lamentable es, justamente, esa actitud de rebeldía de las empresas operadoras frente a una norma vigente (Texto Único Ordenado de las Condiciones de Uso de los Servicios Públicos de Telecomunicaciones), que establece que la contratación del servicio público móvil debe realizarse en puntos de venta autorizados y ubicados en una dirección específica", aseguró Muente.