(Reuters)
(Reuters)

, considerado el hombre más rico del mundo, lamentó hoy que en Europa y algunas zonas del mundo se siga aplicando "la medicina de la crisis de los años treinta" ante los problemas económicos, por lo que pidió que se convierta esta situación en una oportunidad para efectuar reformas estructurales profundas.

El magnate mexicano afirmó que Europa ha optado por "políticas monetarias y fiscales agresivas, como una forma de evitarla (la crisis), pero más bien es una forma de diferirla y volverla más aguda porque (hay) incremento del déficit, de la deuda y no es la forma de resolverlo".

"La actual crisis viene del 2000, sobre todo, aunque se agudiza en 2008 y se está agudizando de nuevo, pero que no se ha resuelto, solamente se ha ido paliando para evitar caer en una crisis profunda", indicó durante su participación en la XVIII Reunión Plenaria del Círculo de Montevideo.

En su opinión, la etapa crítica era "una oportunidad de esa gran transformación" tecnológica que en el último medio siglo se ha ido gestando y que "se acentúa de los años 90 hacia acá, con la gran penetración del teléfono celular".

"Probablemente estemos hablando de 6,000 millones de teléfonos celulares en una población de 7,000, o cuando menos cerca de eso", añadió.

dijo sentirse optimista ante el futuro porque "estamos apenas comenzando con esta etapa de la influencia de la tecnología en la transformación civilizatoria".

A países con economías emergentes, como México, les llamó a elegir bien sus proyectos de desarrollo y aprovechar la coyuntura para "acceder al ahorro externo" de bajo costo.

"Las necesidades de inversión, que son enormes en nuestros países, tienen la posibilidad de ser financiadas no solo como ahorro interno sino externo", apuntó.