Los finalistas posan junto a sus trofeos. (AP)
Los finalistas posan junto a sus trofeos. (AP)

El tenista alemán se mostró capaz de seguir dando sorpresas a sus 34 años y derrotó por 7-6 y 6-4 al suizo en la final del , poniendo fin a una sequía de tres años sin títulos.

, quien necesitó una invitación para disputar el torneo que se juega en canchas de césped en su país debido a que ocupa el puesto 87 del ranking mundial, se declaró asimismo "perplejo" con su inesperada clasificación a la final.

El teutón se mostró aún más asombrado el domingo tras vencer a , de 30 años y un viejo rival que era el gran favorito a conquistar su sexto título en el certamen que sirve de preparación para el Abierto de Wimbledon.

La victoria de Haas también puso fin a una racha de 10 años de derrotas ante el 'Expreso', quien salió triunfador de los últimos nueve enfrentamientos entre ambos desde el Másters de París del 2002.

Haas ganó por última vez el trofeo en el césped de Halle en el 2009. El alemán ahora esperará que el resultado del domingo le sirva nuevamente como motivación para tener otra buena campaña en el césped británico.

A pesar de la derrota en la final, Federer disfrutó de una semana memorable en la ciudad del norte de Alemania, luego de que el pasillo de ingreso al estadio fue nombrado en su honor.

El suizo, 16 veces campeón en torneos del Grand Slam, probablemente no se lamente demasiado por no haber podido dar el último paso triunfal en Halle, ya que lo que buscaba era afinar su tenis en los cuatro partidos que disputó allí con miras a Wimbledon.