Trujillo Ospina lució contradictorio y fastidiado durante la diligencia judicial. (Rafael Cornejo)
Trujillo Ospina lució contradictorio y fastidiado durante la diligencia judicial. (Rafael Cornejo)

Visiblemente fastidiado y con una actitud desafiante, el sicario colombiano Alejandro Trujillo Ospina solicitó ayer acogerse a la conclusión anticipada, aunque negó haber sido contratado para asesinar a la empresaria Myriam Fefer. Ante lo contradictorio de su versión, la sala rechazó su derecho a la citada figura legal.

Ante la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel, el colombiano expresó su molestia con el proceso e, inclusive, dijo que estaba cansado de las "arbitrariedades".

"Quiero aclarar que yo no soy ningún sicario, como vienen diciendo todos. No estoy de acuerdo con la acusación, pero me acojo a la confesión, aun sabiendo que no es cierto. Estoy cansado de que no se esté llevando un juicio justo y de venir acá aguantando hambre", sostuvo 'Payaso'.

De esta manera, Trujillo negó los cargos que le imputa la Fiscalía. Como se sabe, se ha pedido para él 35 años de prisión por el delito de homicidio por lucro.

Después de que la sala le rechazara el beneficio de la conclusión anticipada, esta inició el interrogatorio al colombiano. Mientras tanto, Eva Bracamonte y Liliana Castro negaron los cargos en su contra y se retiraron a pedido del Ministerio Público.

MUDOCon evidente desgano, el asesino confeso solo respondió tres preguntas de la Fiscalía y, luego, decidió ampararse en su derecho de guardar silencio.

SABÍA QUE

- La Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel programó la próxima audiencia para el miércoles 30 de mayo. La Fiscalía interrogará a Eva Bracamonte y a Liliana Castro.