notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Más aún, luego de dicha sesión, el documento conteniendo esa provisión fue circulado por su sector a diversos educadores connotados.

Ahora, parece que sus colegas de gabinete recién se han dado cuenta de lo que estaba en el proyecto –con 80 artículos no habrán tenido tiempo de leerlo antes de aceptarlo– y la están dejando sin piso diciendo que eso nunca fue acordado.

Incluso, para salvarla de lo que debería ser un despido sumario, estamos seguros de que aparecerán otros borradores, entre los cuales estará el que, insistirán, sería el que han aprobado. Documento en el cual, de más está decirlo, ese cuestionado párrafo habrá sido borrado.

Por otro lado, este incidente podría quedar simplemente como anecdótico si no fuera por la evidente tendencia a favor del Sutep que ha demostrado tener quien sería, en la actualidad, la encargada de llevar a cabo una fundamental reforma educativa en el Estado. Con lo cual estaría condenando a esta, de antemano, al fracaso.

Recordemos que el principal problema de la educación pública en nuestro país es la baja calidad del profesorado. Cuarenta años de manejo altamente ideologizado por parte de un sindicato cuya dirigencia no ha cambiado y que ha evitado, por todos los medios, tanto la flexibilidad laboral como que la capacidad o la dedicación sea recompensada, han creado un sistema sin incentivo alguno para lograr resultados.

Por ello, una persona con esa inclinación no puede estar a cargo de un proceso de cambio. Salvo que este no sea serio, en cuyo caso sería preferible no iniciarlo para no desperdiciar el dinero de todos los peruanos.