CONCILIADOR. Burga espera que 'santos’ vuelvan al fútbol. (Leonardo Fernández/USI)
CONCILIADOR. Burga espera que 'santos’ vuelvan al fútbol. (Leonardo Fernández/USI)

Una luz al final del túnel. Si hace una semana San Martín anunciaba su retiro del fútbol profesional, hoy el panorama es diferente y el club 'santo' reconsideraría su posición. Eso se desprende de la reunión que sostuvieron ayer Manuel Burga, presidente de la FPF, y José Antonio Chang, titular del club albo, en el rectorado de dicha casa de estudios.

Luego de dos horas y media de diálogo, Burga esbozó un panorama alentador. "Hay una luz para que San Martín regrese. Ellos mantienen su posición de irse, pero en 72 horas tendré una solución. Ha sido muy rica la conversación para ambas partes. Voy a hacer todos los esfuerzos para cumplir los requerimientos de la San Martín para que siga en el fútbol", señaló.

Consultado sobre los temas que se trataron, Burga manifestó: "Fueron puntos de orden reglamentario, de estabilidad económica y de equidad en el trato económico. El tema deportivo lo van a tratar de manejar interna".

Por su parte, Álvaro Barco, exgerente deportivo del club 'santo', indicó que los aspectos que deben cambiar para que San Martín regrese son "temas de cumplimientos, no solo de las remuneraciones. Tiene que haber un compromiso por el orden. Debemos estar en un campeonato donde la competencia sea leal para todos. Si San Martín vuelve, significaría que el fútbol peruano podrá ganar", añadió.

MANO DURASe supo que, en la reunión, Chang le habría exigido a Burga sanciones ejemplares a los directivos –Julio Pacheco (Universitario), Guillermo Alarcón (Alianza Lima) y Karla Bozzo (Sport Boys)– que presentaron planillas fraudulentas para no perder puntos, así como a los jugadores por prestarse a ese juego y propiciar, después, la huelga.

SABÍA QUE

- Manuel Burga indicó que para San Martín no es primordial la cancelación de la primera fecha –que se jugó con juveniles–, pero tampoco se opone si se efectúa un cambio.

- El cuadro 'santo' quiere, como requisito primordial, que los futbolistas de todos los clubes estén al día en sus pagos.