SIN CONTROL. Empresas no exigen documentos a las personas que adquieren dispositivos. (Alberto Orbegoso)
SIN CONTROL. Empresas no exigen documentos a las personas que adquieren dispositivos. (Alberto Orbegoso)

¿Cómo es que los hampones pueden planear crímenes desde las cárceles? La respuesta es simple: los más peligrosos presos tienen fácil acceso a celulares pero, en especial, a los chips que utilizan estos equipos. De esa forma pueden usar diversos números para atemorizar a sus víctimas.

Esta grave situación se complica con la actitud de las empresas operadoras de telefonía móvil que venden indiscriminadamente estos dispositivos sin siquiera exigirles el DNI a los clientes.

Por esta razón, Gonzalo Ruiz Díaz, presidente del Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel), pidió ayer a la Comisión de Seguridad Ciudadana del Congreso que se emita una norma para restringir el número de chips que cada persona natural puede tener.

"No se puede concebir que alguien tenga más de diez chips. Eso solo le correspondería a una empresa", subrayó el funcionario.

Por su parte, el parlamentario José León, presidente del mencionado grupo de trabajo, refirió que viene preparando un proyecto de ley para limitar a cinco la venta de los chips a las personas naturales.

En el caso de las personas jurídicas, estas tendrían que hacerlo a través de los bancos cuando requieran seis o más de esos dispositivos.

MILLONARIA MULTADe otro lado, el representante de Osiptel dio a conocer que este año se ha multado a las tres compañías de telefonía móvil con 1 millón de dólares por vender los chips sin exigirles los respectivos documentos a los clientes.

"Las empresas no controlan directamente la venta de estos dispositivos, sino que los comercializan a través de terceros, lo que hace que se produzca un desorden", indicó.

También señaló que, de acuerdo con cifras de marzo del 2012, hay 33 millones de teléfonos celulares activos en todo el país.

TENGA EN CUENTA

- Además de limitar la venta de chips, Osiptel también recomendó que los operadores de telefonía móvil tengan acceso a la base de datos del Reniec para identificar a quienes compren estos dispositivos.

- Cabe precisar que recientemente se descubrió que, por ejemplo, en el norte del país, una persona tenía a su nombre hasta más de 13 mil chips. El hampa había empleado sus documentos.