CONSTITUCIÓN. Pasó el debate del tema a subgrupo de trabajo. (Rochi León)
CONSTITUCIÓN. Pasó el debate del tema a subgrupo de trabajo. (Rochi León)

El intento del oficialismo de recortarle facultades a la Comisión de Ética para salvar a sus parlamentarios cuestionados no prosperó. Después de que el Pleno decidiera suspender por 120 días a los oficialistas Walter Acha y Emiliano Apaza, la Comisión de Constitución decidió desestimar la consulta planteada por tres parlamentarios que cuestionaban la legalidad del artículo 4.8 del Reglamento de la Comisión de Ética que permite conocer las faltas cometidas por el congresista antes de su elección.

Apenas se puso en debate este punto, los congresistas Martha Chávez, Javier Velásquez, Javier Bedoya, Alberto Beingolea y Víctor A. García Belaunde coincidieron en señalar que el caso había quedado zanjado la noche anterior, cuando el Pleno fijó una posición y sancionó a los dos parlamentarios oficialistas.

Por "sustracción de la materia", la comisión desestimó la consulta, pero acordó que el tema de fondo sea analizado, en su debido momento, por el subgrupo que se acaba de crear para que analice y proponga las modificaciones al reglamento del Congreso. "El Pleno tomó una decisión en el sentido de que el artículo 4.8 es pertinente y constitucional… Lo que se quería era dar una interpretación para salvar a un montón de nacionalistas. Esa arma ya no podrán utilizarla", comentó Beingolea.

RESPALDOGarcía Belaunde, por su parte, indicó que, aunque el tema de fondo no se ha resuelto debido a que tiene muchas aristas, la decisión de la Comisión de Constitución se puede interpretar como un respaldo al grupo de Ética.

El Pleno aún tiene pendiente de votación cuatro propuestas de suspensión, incluida la de Néstor Valqui, que no se vio en la maratónica sesión del lunes.

SABÍA QUE

- Martín Rivas planteó el lunes la reconsideración de la votación con la cual se sancionó a Emiliano Apaza.

- Transparencia recordó que la hoja de vida es un requisito para postular al Congreso y es un filtro previo para mejorar la calidad del Parlamento.