BUGARACH. Monte francés es vigilado por la Policía luego de que varios buscaran refugio ahí. (Internet)
BUGARACH. Monte francés es vigilado por la Policía luego de que varios buscaran refugio ahí. (Internet)

LONDRES (AP).– Aunque los mayas, en realidad, nunca predijeron que el mundo se acabaría hoy, algunos están convencidos de que el fin de la humanidad es inminente. O, al menos, es una buena excusa para festejar.

Los creyentes están siendo atraídos a lugares donde piensan que sus posibilidades de sobrevivir serán mejores, y con ellos llegan curiosos, amantes de las fiestas y gente que quiere hacer un poco de dinero.

En México, unos 1,000 chamanes, videntes, astrólogos, creyentes del poder de los cristales, yoguis, sufíes y suamis están congregados en un centro de convenciones de la ciudad de Mérida, del estado de Yucatán, cerca de las ruinas mayas de Chichen Itzá, convencidos de que la 'Nueva Era' comenzará hoy. Aconsejan alejarse de las multitudes.

Para los franceses, los Pirineos (Bugarach) son el único lugar del planeta para escapar de la destrucción. Dicen que platillos voladores estarán esperando bajo la montaña, listos para rescatar a la gente.

En Rusia, por 1,500 dólares, un museo ofrece la salvación en un búnker subterráneo del dictador soviético Josef Stalin, en el centro de Moscú.

En Gran Bretaña, cientos se han reunido en los megalitos de Stonehenge para una fiesta del fin del mundo que coincide con el solsticio invernal.

Para los serbios, la montaña Rtanj es el único sitio para sobrevivir. Según una leyenda, la montaña se tragó a un hechicero que será liberado como una bola de fuego que se elevará desde el pico de la misma. El interior de esta se abrirá y, así, será un lugar seguro para ocultarse.

Para los turcos, Sirince es el lugar más seguro porque la villa al oeste del país se encuentra cerca de un área donde se cree que la Virgen María vivió sus últimos días y, por ello, tiene un aura positiva.

DATOS

- Alto Paraíso, en el centro de Brasil, ha congregado a una inusual cantidad de turistas que buscan refugio por la profecía.

- Mil miembros de la secta cristiana Dios Todopoderoso fueron detenidos en China por anunciar para hoy el fin del mundo.