Rechazaron cuatro sobres. (Martín Pauca)
Rechazaron cuatro sobres. (Martín Pauca)

La Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel no aceptó que se incluyeran como prueba cuatro de los ocho sobres lacrados. Estos contenían correos electrónicos y audios de interceptaciones telefónicas a Eva Bracamonte y a su abogado Iván Torres.

Ayer, durante la audiencia realizada en el penal de Lurigancho, los magistrados señalaron que se había violado la cadena de custodia del citado material. Por otro lado, sí se admitió el registro de las llamadas que hicieron Eva Bracamonte y el sicario Alejandro Trujillo Ospina antes del asesinato de la empresaria Myriam Fefer.

Mientras tanto, el abogado Pinkas Flint dijo que solo mantuvo una relación amical con la víctima. Él y otra testigo señalaron que Fefer había recibido varias amenazas.