Leche causó gran malestar. (USI)
Leche causó gran malestar. (USI)

Tras mostrar una evidente mejoría, el hospital Tito Villar Cabeza, de Bambamarca, dio de alta ayer a los 42 niños del Colegio 82724, del sector Pingullo Bajo, en la provincia de Hualgayoc, quienes un día antes sufrieron una intoxicación masiva luego de consumir leche fresca repartida por el Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa).

El hecho ocurrió el lunes, cuando los menores empezaron a sentir fuertes dolores de cabeza y de estómago. En el hospital fueron tratados con rehidratantes y dieta blanda.

El director del nosocomio, Martín Castillo Lazar, indicó que hasta el momento no se conocen las causas de la intoxicación pues el centro de salud no cuenta con un laboratorio toxicológico.

Aunque se presume que los recipientes en donde se depositó la leche habrían tenido residuos tóxicos, la Fiscalía de Prevención del Delito señaló que el caso aún está en investigación.