Programa alimenta a millones. (Heiner Aparicio)
Programa alimenta a millones. (Heiner Aparicio)

Las luces de alerta se prendieron ayer nuevamente sobre el programa Qali Warma a raíz de la muerte de una niña de 5 años, de la comunidad nativa de Panam, en Balsapuerto (Loreto). Sus familiares habían denunciado que la menor había fallecido luego de consumir conservas de dicho programa.

Sin embargo, Paola Bustamante, viceministra de Prestaciones Sociales del sector de Inclusión Social, informó que, según el protocolo de necropsia, la escolar falleció por edema cerebral y hemorragia pulmonar, y descartó que se deba a alimentos de Qali Warma.

Bustamante señaló que la pequeña ya presentaba cuadros febriles y que lo último del programa social que consumió en su escuela fue un desayuno de hojuelas de avena con galletas de soda, y no atún con arroz, como lo habían afirmado sus padres en un inicio.

En tanto, el presidente Ollanta Humala volvió a defender su proyecto y rechazó el retorno al Pronaa: "Podemos corregir, pero no volver atrás".