Chehade estuvo presente en la primera etapa de la sesión. (Martín Pauca)
Chehade estuvo presente en la primera etapa de la sesión. (Martín Pauca)

En una reñida votación de 13 votos en contra y 12 a favor, la Comisión Permanente del Congreso rechazó anoche el informe que planteó una denuncia constitucional en contra del suspendido parlamentario Omar Chehade.

Durante casi cuatro horas, los legisladores debatieron el informe de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales que propuso que se investigara a Chehade por el presunto delito de patrocinio ilegal al haberse reunido, el 8 de octubre del año pasado, con tres generales de la Policía Nacional para favorecer a una empresa azucarera.

Marisol Pérez Tello, presidenta de ese grupo de trabajo, fue quien sustentó el informe acusatorio.

Sostuvo que el supuesto delito cometido por el renunciante a la Segunda Vicepresidencia requería ser investigado por el Ministerio Público, previa autorización del Pleno.

"El señor Chehade tiene que asumir sus responsabilidades. Nosotros no hemos mandado a hacer los muñecos con su rostro para fin de año", manifestó la congresista de Alianza Por el Gran Cambio con respecto al cargamontón del que se quejó el suspendido legislador.

Tras exponer sus descargos ante la comisión, Chehade permaneció en uno de los ambientes de la presidencia del Parlamento, siguiendo por circuito cerrado los pormenores del debate.

Agotada la discusión, votaron en contra del informe acusatorio los congresistas Daniel Abugattás, Manuel Merino y Yehude Simon, miembro de la bancada de Pérez Tello. También lo hicieron Jaime Delgado, Fredy Otárola, Víctor Islas, Martín Rivas y cuatro oficialistas más.

Sin embargo, fueron Fernando Andrade y Renán Espinoza, miembros de la bancada de Perú Posible, quienes –con sus respectivos votos en contra del informe– salvaron de un antejuicio político a Chehade y de un duro revés al gobierno de Ollanta Humala.

Asimismo, llamó la atención la ausencia de los parlamentarios Javier Diez Canseco, Rosa Mavila, Javier Bedoya y Carlos Bruce.

ERROR E INFIERNOTras conocer la decisión final, Chehade salió y dijo que se sentía "satisfecho porque se hizo justicia". No obstante, admitió que fueron "tres meses de infierno por un error político".

Por la mañana se había hecho pública la carta de dimisión de Chehade, dirigida al presidente del Congreso. En el documento, dejó en evidencia que su estrategia fue, en todo momento, desprenderse del cargo de vicepresidente para conservar su curul.

"En aras de no causar perjuicio a la buena imagen del Gobierno, y en pro de seguir construyendo una mejor gobernabilidad institucional, he decidido renunciar de manera irrevocable…", manifestó.

EL INFORME – El informe Pérez Tello había encontrado en Chehade indicios suficientes del delito de patrocinio ilegal debido a la cena gestionada por el cuestionado legislador con su hermano, un amigo y tres generales de la Policía en Las Brujas de Cachiche.

- El general Guillermo Arteta, presente en esa reunión, confirmó que Chehade abordó el tema Andahuasi y las posibilidades de un desalojo. También ratificó que el hermano del parlamentario Chehade acudió hasta su oficina en 'El Potao' para llevarle una falsa resolución judicial.