Recuerde. Si lleva a su perro en su auto, no deje que saque la cabeza por la ventana.
Recuerde. Si lleva a su perro en su auto, no deje que saque la cabeza por la ventana.

Nuestras –ya sea un perro, un gato, un conejo o un ave– son parte de nuestra familia y con ellas compartimos muchos momentos importantes.

Es así que, cuando salimos de vacaciones y optamos por viajar, no queremos dejarlas solas en la casa para no tener sentimientos de culpa.

Bien, si está decidido a llevarla, tenga presente muchas cosas. Si se trata de un perro o de un gato, debe saber si el animalito tiene miedo de viajar en bus y solo.

Recuerde que las empresas de transportes los envían a la bodega. Además, los encierran en una jaula.

Si cuenta con automóvil, es un alivio. Asegúrese de que su mascota esté familiarizada con su carro antes de emprender un trayecto largo. Intente llevarla con usted en viajes cortos para que se acostumbre al vehículo en movimiento.

Si el viaje es al extranjero, debe tener sus papeles en regla –como los registros médicos– y, además, sus vacunas deben estar al día.

Que su jaula o arnés tenga espacio para que su mascota se sienta cómoda. Cerciórese de que los seguros queden bien fijos.

Busque un hospedaje especial con anticipación. Revise qué hoteles en su ruta permiten el acceso de animales.

Si piensa hospedarse en la casa de algún amigo o familiar, es importante que antes le haga saber que llevará a su mascota.

DATOS

- Si el viaje es largo, ofrézcale a su mascota alimentos ligeros.

- No olvide colocarle el collar con todos sus datos.