Proteja su vehículo de accidente de tránsito y de la inseguridad que reina estos días en las calles. (USI)
Proteja su vehículo de accidente de tránsito y de la inseguridad que reina estos días en las calles. (USI)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Según información de la Memoria Anual del Consejo Nacional de Seguridad Vial (CNSV), Lima es la región con la mayor tasa de de todo el país. Las cifras no mienten, pues el CNSV indica que hay un promedio de 328 accidentes registrados por cada 10.000 habitantes. Si a todo esto le sumamos que vivimos en una ciudad insegura y que nuestro auto puede ser desaparecido en unos instantes, esta preocupación se puede duplicar.

¿Es importante?Considere que cuando se compra un auto a través de una entidad financiera, el seguro será exigido. Sin embargo, en otros casos, el usuario es libre de decidir si tendrá un seguro vehicular. Lo recomendable es que lo tenga.

¿Qué pasa si no lo asegura?Se verá en ciertos problemas, porque si choca con un auto que tiene seguro, la aseguradora del otro conductor se encargará de cobrarle hasta el último centavo de la reparación del auto. Por eso es bueno tener un seguro vehicular, ya que posee distintos productos y coberturas que lo ayudarán para no asumir pagos imposibles. Por ejemplo, "Daños parciales" cubre los daños que superen el deducible pactado como consecuencia de un accidente, robo o hurto.

Si no se ha convencido, ¿qué pasaría si le roban el auto y no tiene seguro?Probablemente el vehículo no sería encontrado. Otra historia sería si contara con un seguro, pues existe la cobertura "Pérdida total", que repone el valor comercial de la unidad a consecuencia de un robo o un accidente cuya reparación supere el 70% de la unidad (el porcentaje varía según la aseguradora).

¿CÓMO COMIENZO?Si ya está convencido de adquirir un seguro, el primer paso es informarse sobre qué compañía tiene las mejores opciones en el mercado.

Puede acudir a un asesor de servicio, que lo aconsejará para comprar la mejor póliza de acuerdo a su necesidad.

El costo varía según el volumen de sumas aseguradas, la frecuencia y la severidad de los siniestros.

La aseguradora se basa en ciertos criterios para tener una idea de qué riesgos podría representar, como el tipo de vehículo, la antigüedad, el uso al que se destinará, el estado de conservación, el valor del vehículo y el riesgo asociado a él.

El usuario también debe tener ciertas consideraciones, como si quiere cubrirse solo por los daños que puede ocasionar a terceros, tomar coberturas de robo o de cualquier daño a su vehículo, e incluso servicios adicionales.