(Bloomberg)
(Bloomberg)

Dormir solamente cinco horas por noche durante una semana y tener acceso ilimitado a alimentos llevó a que un grupo de participantes en un estudio aumentara de peso, según los resultados de esta experiencia divulgados el lunes en EEUU.

Investigaciones previas que la falta de sueño puede llevar a un incremento de peso, pero sin que sus efectos sobre el metabolismo de la persona fueran determinados con precisión, señalan los autores del trabajo.

En este informe, divulgado por la Academia de Ciencias de Estados Unidos (), los investigadores muestran que el hecho de permanecer despierto mucho tiempo requiere mayor energía y conduce a comer más para obtenerla.

"Dormir menos no es en sí mismo lo que conduce a engordar", estima Kenneth Wright, director del Laboratorio del Sueño y de Cronobiología en la Universidad de Colorado, que dirigió el estudio.

"Pero cuando uno no duerme lo suficiente tiene tendencia a comer más de lo necesario para compensar", explicó.

Los científicos efectuaron un seguimiento a 16 hombres y mujeres en buen estado de salud que vivieron durante dos semanas en el hospital universitario de Colorado.

Su consumo de energía fue calculado a partir de mediciones de las cantidades de oxígeno respiradas y de dióxido de carbono (CO2) expiradas.