Los bomberos intentan controlar un en el norte de que ha destruido por lo menos siete casas y ha obligado a desalojar a miles de personas que residían en zonas rurales.

Las autoridades estatales declararon a la agencia de noticias AP que el siniestro, que comenzó el sábado 18, ha consumido casi 60 kilómetros cuadrados cerca de los poblados de Manton, Shingletown y Viola. Agregaron que apenas ha sido contenido en un 5%.

Un vocero de los bomberos informó a la agencia que el incendio de Ponderosa amenaza por lo menos 3 mil casas y otras 300 estructuras.

El incendio forestal comenzó tras una serie de relámpagos, en una zona de terrenos accidentados y de bosques densos a unos 270 kilómetros al norte de Sacramento.

Más de 12.000 bomberos lo combaten y es uno de varios que arden en California y el occidente de Estados Unidos.