Los congresistas confirmaron que han perdido la vergüenza. (USI)
Los congresistas confirmaron que han perdido la vergüenza. (USI)

No tienen sangre en la cara. Pese a la ola de críticas y a la indignación popular, el decidió hoy mantener –con 17 votos a favor y dos en contra– el cuestionable incremento del bono de representación de S/.7,500 a S/.15,600, .

Es decir, mensualmente, el sueldo de cada 'padre de la plata' ascenderá a más de S/.30 mil, lo que los coloca entre los funcionarios mejor pagados del Estado, por encima del presidente de la República y de sus ministros.

Aunque lo que ganarán no guarda relación con la calidad de la mayoría de miembros del Congreso ni con su pobre producción legislativa, los 'otorongos' que defienden y justifican este incremento, han insistido en que la plata no les alcanza para hacer su trabajo y que ahora sí mejorara la labor de representación para llegar a "lugares alejados del país".

"Hemos decidido que se mantiene este ingreso. Yo personalmente he tenido en cuenta la posición del mandatario (Ollanta Humala) pero somos respetuosos de la decisión del Parlamento, pero este monto apunta a fortalecer la función de representación del Congreso de la República", dijo el titular del Parlamento, Víctor Isla, casi sin inmurtarse.

Antes de que decidan aferrarse al bono, los 'otorongos' desestimaron dos pedidos para eliminar el incremento que presentaron los legisladores Víctor Andrés García Belaunde y Julio Rosas, informaron fuentes legislativas.

Añadió que no se vio el caso de la legisladora-ministra Ana Jara, quien que cobró por concepto de bono de representación.